Dieta Sirtfood: en qué consiste y por qué no deberías seguirla

Este plan de adelgazamiento ha ganado popularidad a raíz de que famosas como Adele se decidieran a seguirlo. Te contamos todo lo que tienes que saber al respecto.

La Sirtfood es solo uno de los muchos ejemplos de dietas milagro que podemos encontrar por Internet. Este plan de alimentación se ha hecho especialmente famoso, pues es el que siguió la cantante Adele para perder cuatro tallas. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y muchos expertos ya han catalogado este plan de alimentación como peligroso

La dieta Sirtfood se basa en el aprovechamiento de las sirtuinas, unas enzimas cuya activación está relacionada con la pérdida de peso, la mejora del sistema inmunitario y la reducción del envejecimiento. La lista de alimentos que la contienen es larga y en ella encontramos, entre otros, aceite de oliva, té verde, café, trigo sarraceno, col rizada, rúcula, alcaparras, vino tinto, manzanas, arándanos, chocolate negro y cúrcuma.

Por qué no es recomendable la dieta Sirtfood

La dieta está dividida en tres fases y es ya en la primera cuando nos damos cuenta de por qué es peligrosa. La primera de ellas dura solo tres días en los que solo se pueden consumir 1000 calorías, repartidas en tres zumos de verduras y un plato sólido principal que debe contener los alimentos mencionados anteriormente. Aunque la lista de alimentos que permite es saludable, lo cierto es que plantea una reducción drástica de las calorías ingeridas, lo que no resulta nada recomendable y de hecho, puede ser perjudicial. Una reducción tan notable en la ingesta de calorías diarias está relacionada con caída del cabello, lesiones musculares, malestar anímico y pérdida de masa ósea, entre otros. Por no hablar de que también se pierde masa muscular, lo que conlleva que el gasto calórico basal se reduzca de modo que al volver a comer de manera normal se vuelve muy complicado mantener el peso perdido. 

La segunda fase de la dieta Sirtfood es más larga y aquí se aumentan las calorías ingeridas hasta las 1500. En este punto se permiten tres comidas al día y un zumo, siempre cumpliendo con la premisa de que han de ingerirse alimentos ricos en sirtuinas. La última fase (la de mantenimiento) permite el consumo de mucha más comida y aumenta las calorías hasta las 1800 diarias. Además, en este punto se permite la ingesta puntual de alimentos considerados 'prohibidos' en las anteriores fases.

Aunque pueda parecer tentadora su promesa de una pérdida de peso rápida, lo cierto es que no hay que dejarse llevar por estos reclamos. Según los expertos, la dieta Sirtfood no es nada recomendable porque, en primer lugar, promete hacernos adelgazar tres kilos a la semana cuando lo recomendable es perder entre medio y un kilo a la semana. Además de una drástica reducción de las calorías, este plan de alimentación no se ajusta a las necesidades concretas de cada persona y es muy probable que acabe por provocarnos déficits de vitaminas y minerales. Se adelgaza, sí, pero a costa de la salud. Al ser tan restrictiva, sobre todo en las primeras fases, no crea adherencia y tampoco nos da las pautas para mantener unos hábitos de vida saludables, que es lo más importante. En conclusión: olvídate de ella y adelgaza con la dieta más saludable que existe, la mediterránea.

 

Continúa leyendo