Dieta vegana: ¿es siempre más saludable?

Que una dieta no incluya productos de origen animal no quiere decir necesariamente que sea más sana. Te contamos por qué.

Cada vez son más personas las que se suman al estilo de vida vegano y prescinden de toda comida que incluya alimentos de origen animal. Aunque el veganismo es bueno para el medio ambiente, no podemos decir que sea siempre bueno para la salud. Los alimentos aptos para veganos no son necesariamente más saludables. Al menos, no todos. 

Una dieta vegana bien planificada es saludable. Es importante la ingesta variada de fruta y verdura, legumbres y proteínas de origen vegetal para que no nos falte ningún nutriente esencial. Y, por supuesto, priorizar siempre la comida 'de verdad' y no dejarse llevar por los reclamos de la industria alimentaria. 

Esta industria ha visto un filón en el veganismo y cada vez es más frecuente encontrar en el supermercado productos ultraprocesados haciéndose pasar por saludables. Por ejemplo, utilizando como reclamo que son de origen natural, 'healthy' o 100% vegetales. Que en el envase ponga el símbolo de producto vegano (la V con la hojita) tampoco quiere decir necesariamente que sean más saludables. Mucha gente que sigue la dieta tradicional los compra pensando que se está llevando a casa algo más sano, pero no es cierto.

Muchos productos insanos como pueden ser unas patatas fritas de bolsa o un refresco también  son aptos para veganos, pues no llevan ingredientes de origen animal, pero eso no los convierte en saludables. También son ultraprocesados (veganos, pero ultraprocesados). De hecho, deberíamos hacer un consumo bastante moderado de este tipo de alimentos. 

Claves para distinguir un alimento saludable

El caso de los alimentos procesados es diferente, pues sí pueden ser saludables. Por ejemplo, unos garbanzos de bote o la fruta congelada. La clave para saber si un alimento es sano o no es fijarse en la etiqueta, más allá de si es vegano o no. Si en un producto pone que lleva, por ejemplo, aceite de oliva virgen extra, pero en realidad contiene solo un 2%, lo sabremos fijándonos en la lista de ingredientes. Recuerda que los primeros ingredientes de la lista son siempre aquellos que están presentes en mayor cantidad.

Pero no solo es importante el porcentaje de los ingredientes, sino la cantidad de éstos presentes en el producto final. Cuantos menos ingredientes tenga, mejor. Los expertos en nutrición consideran que los productos envasados no deberían llevar más de cinco. Si es así, significa que estamos ante un producto ultraprocesado, aunque en la etiqueta ponga que es "artesano". 

¿En qué debe basarse una dieta vegetariana o vegana para ser saludable y equilibrada?

La base de esta dieta han de ser los productos frescos y a granel sobre todo fruta y verdura. No hay un límite y podemos consumirlos en las cantidades que queramos, siempre que cumplamos con las proporciones mínimas. Recuerda que la Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de, al menos, 400 gramos de fruta y verdura para evitar enfermedades crónicas.

Dado que no incluye alimentos de origen animal, es importante garantizar el correcto aporte de proteínas de origen vegetal. Por tanto, buena parte de la alimentación de las personas veganas debería basarse en frutos secos, legumbres y soja (y sus derivados). Y, por supuesto, garantizarnos la ingesta de vitamina B12 a través de la suplementación.

Continúa leyendo