Dieta y Menú Antiaging

"No se pueden detener los años, pero sí reducir su efecto sobre el organismo", explica la nutricionista Elena de la Fuente, de la Clínica Londres.
El envejecimiento se produce por la oxidación de las células. Sin embargo, unos hábitos de vida saludables  ralentizan el proceso. "Con la dieta podemos proveernos de manera natural de todas las sustancias antioxidantes que nuestro cuerpo necesita para combatir los radicales libres que producen el envejecimiento celular", agrega.
¿Cómo debemos comer para frenarlo? La misma experta aconseja:
-Debemos seguir una dieta rica en alimentos con antioxidantes (vitamina C y E, magnesio, cromo y betacaroteno).
-También no aportar a nuestro organismo más  energía de la necesaria, por lo que debemos de comer de manera fraccionada, es decir, poca cantidad, varias veces al día.
-Controlar el consumo de grasas y proteínas. Distribuir de manera inteligente las grasas. Más colesterol bueno y ácidos grasos esenciales (pescados azules, aceite de oliva, frutos secos...) y menos grasas saturadas (bollería, embutidos y carnes grasas...).
¿De qué nutrientes antiaging disponemos?
Vitaminas A, C y E: se encuentran en el pescado azul, leche, frutas y vegetales anaranjados; frutas cítricas; aceite de oliva y girasol, frutos secos. Minerales: cinc y selenio. Se encuentran en leche, cereales integrales, verduras, carnes y mariscos.
Flavonoides: frutas y verduras rojizas, té verde, chocolate, vino (sin abusar, no más de una copa al día).
Coenzima Q10: pescado azul, carne, soja, cacahuetes.
¿Un menú antiaging? Toma nota:
Desayuno: leche descremada, pan integral con tomate y aceite de oliva y un kiwi.
Media mañana: té verde o zumo de naranja natural y zanahoria.
Comida: lentejas con verduras, salmón al papillote con ensalada de tomate y  fresas.
Merienda: yogur con nueces.
Cena: espinacas salteadas con pasas y piñones, muslo de pollo y mandarinas.

Continúa leyendo