Dietas detox, ¿de verdad funcionan? Toda la información

Tan de moda, es normal que nos preguntemos hasta qué punto una determinada dieta detox puede o no funcionar verdaderamente. Te lo descubrimos.

Una dieta detox es aquella que “supuestamente” nos ayuda a depurarnos, a limpiar nuestro organismo de los excesos de todas las toxinas acumuladas. Digamos que su finalidad es que nuestro hígado y nuestro organismo se puedan limpiar.

Dietas detox
Foto: Istock

Cuando escuchamos esta palabra en nuestra mente, inconscientemente empezamos a vernos con menos kilos, sin toxinas, con una sensación de limpieza, que según nos hacen creer nuestro cuerpo “necesita” tras los excesos. La realidad es que estás dietas no tienen ninguna evidencia científica sobre lo que prometen.

Ningún estudio avala este supuesto mecanismo de limpieza y que nuestro cuerpo lo necesite. Nuestro organismo tiene un mecanismo de limpieza autosuficiente, nuestro hígado y nuestro riñón funcionan filtrando los excesos de grasas o azúcares de la dieta, aunque las ingestas sean muy elevadas no necesitan ninguna ayuda extra.

Si estos mecanismos de auto limpieza de nuestro organismo dejarán de funcionar, entonces sí que deberíamos de preocuparnos ya que estaríamos ante un problema de riñón o de hígado, el cual deberíamos tratar de forma urgente con nuestro médico, y que en ningún caso se solucionaría adoptando este tipo de dieta.

¿Es todo marketing a muy buen precio?

Podríamos decir que sí. El simple nombre detox ya nos conecta con la idea de limpieza, de renovación, de sentirnos bien por dentro y esto nos anima a optar por ellas. Los packs de zumos o batidos detox que se venden, cuestan en ocasiones más que un menú completo en un restaurante.

Y es que estamos pagando un precio muy elevado por tomar agua y unas hierbas sin ningún beneficio demostrado.

Qué alimentos se permiten en una dieta Détox

Las hay de varios tipos, pero en líneas generales está permitida el agua, infusiones, té, verduras en licuados y algún tipo de fruta, todo ello sin cocinar. Aunque la mayoría de las propuestas que más nos venden son con verduras y frutas licuadas.

Qué efectos puede tener seguir una dieta de este tipo

Alimentos permitidos en dietas detox
Foto: Istock

Puede tener efectos negativos a nivel de salud si la hacemos en el tiempo sin la supervisión de un profesional, ya que al ser tan restrictiva podemos tener desequilibrios nutricionales y llegar a desmineralizarnos al tener una elevada pérdida de líquidos y en consecuencia sufrir mareos, cansancio, apatía e incluso incapacidad para realizar una actividad física de intensidad.

Otra de las consecuencias menos deseadas es el efecto rebote al dejar este tipo de dietas. Tenemos que concienciarnos que cuanto más restrictiva es nuestra alimentación mayor probabilidad tenemos de recuperar peso en cuanto empezamos a incorporar comida.

La pérdida de peso en este tipo de dietas no es de grasa

Habitualmente suele ser un 90% de líquidos y músculo y un porcentaje muy escaso de grasa, por lo que el peso perdido se recupera con mucha facilidad e incluso sumando más kilos de los perdidos inicialmente.

Otro de los fallos de estas dietas es que no nos dan una educación nutricional, ya que al estar con zumos y una serie de alimentos muy limitados, no nos están enseñando como debería ser un desayuno, qué opciones podría comer a media mañana, cómo sería mi comida o cómo organizar de forma saludable mi cena. No nos esta enseñando a elegir qué alimentos debería tomar, cuáles serían las cantidades, cómo debería cocinarlos e incluirlos según mis necesidades. Éste es uno de los motivos por el que al dejar estas dietas volvemos a recuperar todo el peso perdido, ya que no me ha dado tiempo a aprender e incorporar nuevos hábitos ni tampoco me los han enseñado.

A muchas personas también le afecta a su estado emocional, generándoles ansiedad al ser una dieta tan limitada y en ocasiones pérdida de control con un posterior sentimiento de culpa, por lo que, en personas con trastornos del comportamiento alimentario o una mala relación con la comida, estarían totalmente contraindicadas.

¿Conclusión?

Si queremos recuperarnos tras los excesos, en lugar de recurrir a una dieta de este tipo sin ningún fundamento es más interesante empezar con una alimentación saludable dónde incluyamos frutas y verduras de una forma equilibrada junto con otros alimentos, adquiriendo unos buenos hábitos de alimentación, una rutina y un estilo de vida. Así seremos capaces de perder grasa a un ritmo razonable y, lo más importante, seremos capaces de mantener esta pérdida en el tiempo.

Para que un cambio sea duradero tiene que convertirse en un estilo de vida y alimentarse con zumos y alimentos Détox no es sostenible ni capaz de mantenerse ni a medio ni a largo plazo.

Continúa leyendo