Dudas sobre higiene íntima que no te atreves a preguntar

Seguro que muchas veces te rondan por la cabeza dudas sobre tu higiene íntima que no te atreves a preguntar por vergüenza. Pues bien, te las resolvemos todas, y te contamos todo lo que debes saber.

Algunas dudas sobre higiene íntima nos causan reparo. Si te paras a pensarlo, son dudas frecuentes que nos planteamos muchas de nosotras. Es algo natural y normal, nada fuera de lo común. Así que nada de vergüenzas, no tiene por qué ser ningún tabú.

Para evitar infecciones indeseadas, es fundamental llevar una correcta higiene íntima.


¿Sabías que las alteraciones hormonales, el exceso de humedad y el tipo de higiene íntima que lleves a cabo son factores determinantes, entre otros, para que tu flora vaginal se mantenga en perfecto estado?

 

Respondemos a todas esas preguntas que nunca te atreviste a formular (ni siquiera a tu médico).

 

¿Debemos depilar el vello púbico?


Antes, cuando era muy abundante, tenía la función de proteger la zona de todos los factores externos que pudieran producir alguna infección, hongos o bacterias. Ahora la cosa ha cambiado, empezando porque la evolución de la mujer tiende a que la cantidad de vello púbico disminuya.


Así que puedes depilar perfectamente la zona, ya que ya no tiene esa función de proteger. Para nada supone un riesgo que aumente infecciones, incluso puede facilitar la higiene íntima. Y ten en cuenta que después de la depilación es importante lavar bien la zona con productos específicos.


¿Cómo debe ser la higiene después del sexo?


Tras el sexo, la zona íntima de las mujeres se ve más desprotegida. Es mucho más fácil coger una infección, por tanto siempre será aconsejable lavar bien la zona, para evitar bacterias, hongos e infecciones.

¿Cómo es una higiene íntima correcta?


Esta pregunta se la hacen muchas mujeres. Y la verdad es que pocas saben cuál es la respuesta correcta.


Lo ideal es lavar la zona una vez al día, mucho mejor si es con productos específicos y siempre por fuera, con delicadeza, sin introducir nada en la vagina. Incidiendo en los labios, ya que es donde más suciedad y grasa se acumula. Recuerda limpiarte siempre de delante hacia atrás, es una buena forma de evitar bacterias que provienen de la zona anal. E intenta cambiar la toalla en cada uso. Evita las duchas vaginales y los jabones con perfume.


Olvídate de desodorante genitales, y utiliza ropa interior que transpire, es preferible que sea de algodón.


¿Cómo evitar la humedad en la zona íntima?


Sobre todo cuando tengas la regla trata de evitar que la zona esté húmeda. Cambia las compresas y los tampones con regularidad, aunque no esté sucia. Del mismo modo, si utilizas la copa menstrual, es necesario que cada cierto tiempo la vayas cambiando y lavando. No es necesario lavar la zona cada dos por tres, pero si procurar cambiarte.

 

Con el periodo el ph íntimo aumenta, esto unido al uso de compresas y tampones, puede provocar la proliferación de infecciones.


Además, intenta combinar faldas y pantalones durante la semana, de esta forma la zona transpirará mucho mejor y evitaremos esa incomoda sensación de exceso de humedad.



Continúa leyendo