Vídeo de la semana

Duerme mejor y despiértate con más energía

Consejos para mejorar tu descanso.

La falta de sueño o un mal aprovechamiento de las horas que dormimos puede hacer que nos sintamos constantemente cansados, sin energía y que lleguemos al final de la semana casi al límite de nuestras fuerzas. Por ello, es fundamental que podamos dormir 8 horas para que nuestro cuerpo se recupere del desgaste diario y nos despertemos llenos de energía.
Un consejo básico para dormir bien es cenar dos horas antes de acostarnos. De esta forma, a nuestro cuerpo le dará tiempo de hacer la digestión antes de quedarnos dormidos, eliminando la sensación de pesadez y el ardor de estómago que muchas personas padecen durante la noche. Si, por cuestiones de horario, nos tenemos que acostar nada más cenar, hay que tratar de que la cena sea sana y frugal, además de dormir apoyados sobre el lado izquierdo del cuerpo para favorecer el proceso de la digestión.

Otro punto fundamental es evitar quedarse dormido en el sofá, ya que nuestro cuerpo no descansa como en un colchón y, además, padeceremos dolores de cuello y espalda. También hay que tratar de que el dormitorio esté totalmente a oscuras y libre de ruidos, en la medida que sea posible.
Los aparatos electromagnéticos, como el teléfono móvil, han de quedarse fuera del dormitorio. Si lo utilizamos como despertador, es recomendable desactivar los datos, para no recibir a deshora mensajes que puedan despertarnos. En este aspecto, hay que tener en cuenta que no es lo más adecuado revisar emails o redes sociales justo antes de acostarse, ya que el cuerpo necesita un tiempo previo de desconexión para relajarse y conciliar el sueño de una forma mucho más efectiva.

Continúa leyendo