Duerme para Adelgazar

Nuestro metabolismo funciona según las calorías que consuma. Cuanto más sean, más delagadas y sanas estaremos. Pero al cambiar de dieta, el metabolismo suele ralentizarse porque el cuerpo es precavido y trata de protegerse contra los cambios. Si le damos tiempo, si no hacemos dietas relámpago, se amoldará sin problema. Entretanto, debemos asegurarnos de que funciona de la mejor manera posible. Y para eso hemos de dormir como es debido. ¿Por qué? Durante el sueño, el metabolismo para. El cuerpo se toma un respiro y todos los procesos orgánicos se recuperan. Así, mientras dormimos, se restablecen muchos componentes químicos. Uno de ellos es la hormona del tiroides (muy importante para mantenerse delgadas), ya que esta glándula determina la velocidad de casi todas las reacciones químicas del cuerpo, y cuanto más rápidas sean estas más veloz será nuestro metabolismo (más delgadas estaremos).
Si disfrutamos de un descanso profundo durante el suficiente número de horas, el tiroides permanece ralentizado durante toda la noche y, al despertar, a primera hora de la mañana, retoma un ritmo alto, con lo que impulsa el metabolismo. En el caso contrario, la glándula no reiniciará sutrabajo como debe y permenecerá con un ritmo bajo todo el día.
Anota todos los beneficios de dormir las horas necesarias:
-Repara todo el cuerpo y restaura todos los sistemas principales.
-Garantiza que el metabolismo queme las calorías correctamente.
-Al dormir liberamos la hormona del crecimiento, que nos ayuda a quemar grasas.
-Esta misma hormona repara los músculos nos mantiene sanos. Además, logra que el cabello,
la piel y las uñas estén estupendos.
-Dormir ayuda a que la insulina queme el exceso de carbohidratos como es debido.
¿Consejos para descansar bien?
-Duerme una vez al día. Descansamos más cuando dormimos de un tirón.
-Hazlo de noche: evita dormir con cualquier tipo de luz que te pueda desvelar.
-Procura que sea a la misma hora: así estableces unas pautas regulares y el cuerpo se acostumbrará y te costará menos descansar.
-No comas mucho en la cena ni te acuestes con hambre. Así dormirás bien y no te desvelarás.

Continúa leyendo