¿Cuándo hay que acudir a la primera revisión ginecológica?

La adolescencia es un momento de cambios en el que hay prestar especial atención.

Una de las principales cuestiones que preocupa a las madres es cuándo han de acudir sus hijas por primera vez a una revisión ginecológica. Entre los 10 y los 18 años el cuerpo de las niñas experimenta importantes cambios, que las convertirán en mujeres adultas y prepararán su anatomía para las relaciones sexuales y la reproducción.

Es en estos años cuando los progenitores han de mostrar un especial interés por conocer si sus hijas están teniendo algún problema con la menstruación o con su desarrollo, para acudir al ginecólogo en caso de que se detecte alguna anomalía. Estas pueden ser en formas de reglas irregulares, discontinuas, muy abundantes o dolorosas, así como otros desajustes hormonales.

Con la iniciación de las jóvenes en las relaciones sexuales, también sería muy aconsejable una primera visita al ginecólogo, para cerciorarse de que todo va correctamente y obtener información sobre los métodos anticonceptivos más recomendables en cada caso. En muchos casos, las familias no quieren ni oír hablar de que las jóvenes mantienen relaciones, o éstas no sienten confianza para contarlo, por lo que acuden al ginecólogo por su cuenta, asesoradas por otras amigas o gente de su entorno.

Por ello, lo más importante es establecer una relación de confianza y sinceridad para que, al llegar la pubertad, tengamos la información necesaria para valorar si es necesario que acudamos a una primera revisión ginecológica con nuestras hijas.

Continúa leyendo