¿El azúcar envejece? Parece ser que sí

Ingerir alimentos con mucho azúcar puede favorecer que nuestra piel envejezca antes de tiempo.

Según varias investigaciones, el envejecimiento de la piel se debe, además de otras causas, a un proceso en el que intervienen la oxidación y la glicación. Es precisamente el segundo factor el que tiene relación directa con el azúcar, ya que influye en un 25% en el hecho de que salgan arrugas en la dermis.

Esta afirmación ha sido confirmada por Jesús Honorato Pérez, catedrático de Farmacología de la Universidad de Navarra: “la glicación consiste en una reacción lenta de azúcares, como glucosa y ribosa, con ciertas proteínas. […] Las sustancias resultantes de la glicación se acumulan tanto dentro como fuera de las células, influyendo de forma importante en el proceso de envejecimiento de la piel”.

Y es que la glicación, que afecta más a los diabéticos por su mayor cantidad de glucosa en sangre, es un proceso que podemos hacer más lento si tenemos en cuenta una serie de alimentos específicos.

Según el estudio realizado por A.R. Kipkiss, del King’s College de Londres, “la carnosina inhibe las modificaciones proteicas producidas por la glicación. Esta sustancia tiene un efecto bloqueante de las moléculas de glucosa, lo que da lugar a la formación de carnosina glicada, que es eliminada posteriormente. Su consecuencia es que se impide la fijación de la glucosa a las fibras de elastina y colágeno y se reduce la incidencia de rigidez y arrugas en la piel”.

Por ello, se recomienda ingerir proteínas, que permiten regenerar el colágeno; carbohidratos, especialmente frutas y verduras; y grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva y frutos secos. Así, realizar una dieta específica baja en azúcar puede ayudar a que el envejecimiento de la piel se desacelere.

Continúa leyendo