El dato que no conoces de las etiquetas de los alimentos

2 minutos

En el listado de ingredientes de un alimento, el primero de la lista es el más importante, ya que es el que está más presente.

Mejor sin etiqueta

leer etiquetas alimentos

Para comenzar negando la mayor, mejor que leer las etiquetas de los alimentos, escoge los que no la lleven, por el mero hecho de ser frescos.

Los productos más saludables son los que no están tan manipulados por la industria alimentaria y esos, no contienen una etiqueta nutricional ni una lista de ingredientes, dado que el único ingrediente que contienen es el propio alimento que estamos consumiendo. Para acertar, llena tu carrito de frutas y verduras, y alimentos de mercado.

“Cuanta mayor manipulación haya de un alimento, más ingredientes tendrá. Por ejemplo, un plátano tendrá información sobre su lugar de procedencia o el peso, pero no tendrá una lista de ingredientes, químicamente hablando, porque no está manipulado. Ahora bien, si este plátano está dentro de un batido de leche o un bizcocho, donde ya hay una manipulación, ahí sí que habrá una etiqueta, dado la legislación obliga a incluirlo y como comentábamos antes, sí estaría modificado por la industria alimentaria. Por lo tanto, cuánto más saludable sea lo que estemos consumiendo, menos ingredientes añadidos tendrá” aclara Gemma Miranda, responsable de la Unidad de Nutrición y Dietética de Clínica Opción Médica.

Lo más importante, al principio

etiquetas salchichas

Pero a veces hay productos naturales como la leche o los cereales que sí cuenta con una tabla nutricional, porque han sido manipulados por la industria alimentaria. En este caso, el truco que debes tener claro es que lo importante está al final del todo... y son los ingredientes que contiene.

“Lo primero que debemos de tener claro es que en la etiqueta hay mucha información, como el fabricante, de dónde procede el producto, cantidad, número de calorías, etc. Ahora bien, lo que más nos interesa saber es el valor nutricional de ese producto y eso lo valoraremos fijándonos en los ingredientes, no en el número de calorías", añade la nutricionista.

Es sencillo: en el listado de ingredientes, el importante es el que encuentres el primero de la lista, porque significa que es el que está en mayor cantidad. Por ejemplo, si quieres comprar un paquete de pollo rebozado y no sabes cuál elegir, comprueba en la lista cuál es el primer ingrediente. Si en uno el primero es pollo y en el otro el primer ingrediente es pan, significará que uno tiene más rebozado y el otro tiene más cantidad de carne.

Si no fijáramos solo en el número de calorías, el pan integral es más calórico que el normal, pero sin embargo tiene más fibra, lo que hace que sea más digestivo, "y no lo convertiremos en grasa, por lo que da igual que tenga más calorías que el pan normal. Esto es un ejemplo de la importancia de la lista de ingredientes", concluye Miranda.

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS