El ictus es la primera causa de muerte en mujeres. ¿Se puede prevenir?

Sí, el ictus también se puede prevenir siguiendo unos sencillos consejos.

¿Sabías que el ictus es la primera causa de muerte en mujeres? Según datos del INE, hasta 16.000 mujeres fallecen cada año por ictus. Esto supone más del doble que por cáncer de mama, y normalmente nos preocupa más esta última.

No es por tanto algo que debemos dejar pasar, sino que deberíamos tener pleno conocimiento de esta enfermedad para poder combatirla. Un dato muy importante que no se nos tiene que olvidar: entre el 60 y el 80% de los ictus se pueden prevenir siguiendo unos consejos.

Ejercicio físico. Es clave para poner a raya nuestro ritmo cardiaco y tener limpias las arterias. El sedentarismo es de los principales motivos del ictus. Caminar todos los días puede ser suficiente.

El tabaco aumenta seriamente el riesgo de sufrir ictus, sobre todo en personas de corta edad. Lo mejor es dejarlo.

Conocer nuestra tensión arterial es muy importante. De hecho, la hipertensión es el principal factor de riesgo en los ictus. De esta forma, si identificamos que tenemos una tensión arterial alta deberíamos poner en conocimiento a nuestro médico para remediarlo, ya que puede multiplicar hasta por cuatro las probabilidades de sufrir un ictus.

También deberíamos conocer los niveles de colesterol y tensión, que pueden obstruir nuestras arterias, así como controlar el peso para evitar la obesidad y llevar a raya el azúcar para evitar la diabetes.

Otros puntos que nos ayudan a prevenir el ictus son trabajar el cerebro aprendiendo nuevas cosas (para aumentar la reserva cognitiva), reducir el estrés, mantener la calma en situaciones difíciles y llevar una vida controlando nuestros estados de ánimo y con positividad.

Continúa leyendo