El menú para ganar memoria

¿Sabías que hay una pauta alimentaria que reduce el riesgo de padecer alzhéimer, que cuida la retentiva y protege las habilidades cognitivas?

¿Sabías que hay una pauta alimentaria que reduce el riesgo de padecer alzhéimer, que cuida la retentiva y protege las habilidades cognitivas? Descubre cómo mantener los recuerdos y las neuronas en plena forma.

 

Hay un patrón nutricional que previene la demencia

Esta propuesta contempla todos los grupos de alimentos que son aliados del cerebro. Incorpora frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, leche y derivados lácteos, frutos secos y un aporte proteico animal (carne magra, pescado y huevos). Se puede hacer durante dos meses y lo ideal es variar los nutrientes (es una de las premisas de una manutención saludable) y adecuar las dosis. Da prioridad a los frescos y de temporada. En cuanto a las opciones, alterna las dos. Una semana haz la A y la siguiente la B. ¡Ojo! No es recomendable intercambiar cenas y comidas; si necesitas hacer algún cambio, realízalo dentro de la misma categoría. Procura no tomar legumbres dos días seguidos, evitarás molestias digestivas.

 

Diversos estudios sugieren que unos hábitos alimentarios sanos retrasarían el deterioro neurodegenerativo. “En concreto”, dice la nutricionista Marta Gámez, de Grupo NC Salud, “y según señala la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, se ha demostrado que la dieta mediterránea protege contra la enfermedad de Alzheimer”.  Este plan dietético se basa en ella y está complementado con alimentos que, gracias a su contenido en vitaminas C y del grupo B y minerales (calcio, magnesio, fósforo...), contribuyen a la longevidad cerebral y evitan que te ‘quedes en blanco’. “Favorecen la comunicación neuronal y el buen estado del sistema nervioso”. Para cada día te damos dos opocines, A y B. Elige la tuya en la galería adjunta.

También te puede interesar:

Continúa leyendo