El móvil, ¿la causa de tus dolores?

La tecnología puede lesionarte. Las posturas que se adoptan mientras utilizas el móvil puede dañar tu espalda. ¡Aprende a evitarlo!

La tecnología se adapta al ser humano y los teléfonos se han convertido en una extensión de él. El teléfono es 'un compañero' que nos permite estar en contacto con el mundo, pero está provocando un cambio postural importante en sus usuarios y empieza a ser responsable de diferentes dolores.

Matthieu Meunier, especialista en osteopatía y miembro de Doctoralia, nos habla de las lesiones que nos puede ocasionar un móvil. 

Por qué es responsable

 

Una de las principales funciones del cuerpo humano es recibir la gravedad de manera homogénea y funcional, sin que provoque cambios a nivel de su estructura. Las estructuras que forman la línea de gravedad del cuerpo son: la segunda vértebra cervical, la cuarta vértebra torácica, la tercera vértebra lumbar y el sacro.

 

La modificación de la postura se traduce en un nuevo eje de gravedad, que no es funcional para el cuerpo y provoca adaptaciones posturales. Estas adaptaciones son las responsables de algunos dolores, cambios degenerativos precoces, dolores articulares y trastornos fisiológicos, entre otros.

 

El teléfono es responsable de estos cambios posturales, pues modifica la postura aumentando el movimiento diario de flexión de cabeza y esto, favorece una mala postura al estar sentado. Estos cambios pueden provocar:

 

- Hipersolicitación de la flexión cervical: favorece la rectitud cervical , la degeneración articular precoz y la deshidratación de los discos intervertebrales.

 

- Hipersolicitación de la postura sentada: el dolor lumbar aumenta, No favorece una buena espiración, ni ayuda al sistema digestivo, interfiere negativamente en la vascularización del cuerpo y, aumenta el fenómeno de estasis venosa y el sedentarismo.

 

- Disminuye el sistema de vigilancia del cuerpo: estar mirando la pantalla reduce la manera de reaccionar del cuerpo. Esto ocurre porque la musculatura no tendrá la misma capacidad de contracción para realizar un movimiento de 'emergencia' si estamos prestando atención a nuestro entorno, que si estamos mirando la pantalla de nuestro teléfono.

Las futuras víctimas de la tecnología

 

Es necesario que los padres vigilen y pauten el uso diario de teléfonos y tablet, por el contrario las adaptaciones posturales provocarán un dolor precoz a nivel cervical, dorsal o lumbar. Y eso no es lo normal en un niño.

 

Cómo mejorar tu postura

 

Es muy importante cuidar la postura mientras estamos mirando la pantalla del teléfono. Por ejemplo, llevar el teléfono hacia los ojos con la mano y no al revés, permite mejorar la flexión de cabeza, esto también permite mejorar también su postura sentada.

 

Matthieu Meunier, especialista en osteopatía y miembro de Doctoralia.

Continúa leyendo