El truco definitivo para que no repita el gazpacho

¿Te suele costar hacer la digestión después de comer este plato andaluz? Te contamos cómo evitarlo.

El gazpacho es un plato andaluz refrescante y delicioso. Se elabora a partir del zumo de tomate con otros ingredientes como el pimiento y la cebolla, el pan rallado, el pepino, el vinagre y el aceite de oliva. Esta receta lleva numerosas verduras y hortalizas, por lo que es muy recomendable para niños y niñas.  

Esta receta proviene de Andalucía como el salmorejo y es un clásico de la gastronomía española, aunque existen muchas variantes. Suele consumirse como entrante durante los meses de verano, ya que es refrescante y muy nutritiva. No obstante, muchas personas prefieren no tomarlo, ya que es común que repita. Suele producirse por el ajo, pero existe un truco para evitarlo.

Si no eres fan del ajo, prueba a cambiar la receta y apostar por uno sin este ingrediente. El gazpacho de fresas con aceite de albahaca es una excelente opción, ya que no contiene ajo y por tanto, no repite. Esta receta se elabora con fresas, tomate, cebolla, pimiento rojo, pepino, aceite de oliva, sal, albahaca fresca y aceite de albahaca y fresas como decoración. Su principal ventaja es que su sabor es muy suave y es mucho más fácil de digerir. Además, es una forma de innovar la receta y sorprender a tus invitados.

Por otra parte, si prefieres optar por la receta de gazpacho tradicional, puedes incluir menos ajo en la receta. Para ello, acuérdate de sacar el germen del ajo (el pequeño brote del interior de los ajos). Esto permitirá que disfrutes de la receta evitando que repita y haciéndolo más digestivo. 

Beneficios del gazpacho 

Asimismo, el gazpacho posee numerosos beneficios para la salud. En primer lugar, reduce la hipertensión arterial, ya que ayuda a controlar la presión arterial. Por otro lado, el ajo aumenta nuestras defensas contra virus y bacterias. Su gran contenido en agua y sales mineras hidrata al organismo, por lo que es una bebida isotónica perfecta. Por ello, es recomendable consumirlo moderadamente para hacer la digestión, mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo y reducir la fatiga.

Un dato curioso es que el gazpacho no solo hidrata, sino que puede prolongar nuestro bronceado. Esto es gracias a los carotenos, una sustancia que activa la melanina de la piel y la protege de los rayos del sol. Su contenido en vitamina C y licopeno son excelentes aliados contra las manchas en la piel y las arrugas.  

Además, es bajo en calorías y muy nutritivo, por lo que ayuda a saciar el hambre y adelgazar. Es una fuente de fibra que mejora nuestro tránsito intestinal y reduce las toxinas. Por último, señalar que las vitaminas C, E y A, que contienen el pimiento, nos ayudan a prevenir los resfriados

Por todos estos beneficios, el gazpacho es una comida ideal para pequeños y mayores, especialmente en días calurosos. Sin embargo, recuerda no abusar de esta sopa fría, ya que contiene unos elevados porcentajes de sodio. Y siempre consumirlo como primer plato durante la comida y nunca por la noche para evitar indigestiones. 


¿Conocías todos estos beneficias? Prepara todos los ingredientes y ponte manos a la obra. ¡A la cocina! 

Continúa leyendo