Vídeo de la semana

¿Cuál es la mejor leche? Elige el tipo que mejor te va

Seguro que sabes que existen más tipo de leches que la de vaca. Descubre las propiedades y ventajas de las leches vegetales y elige la que mejor te va, en función de sus nutrientes.

propiedades de la leche
iStock

Seguro que sabes que existen más tipos de leches que la de vaca. De almendras, de avena, de soja.... las alternativas vegetales son cada vez más comunes, aunque cada una de ellas es totalmente distinta entre sí. Es difícil responder a la pregunta de qué leche es mejor, aunque lo cierto es que hay una apropiada para cada persona, dependiendo de lo que busque al tomarla o los nutrientes que su cuerpo necesite. ¿Quieres saber de una vez por todas qué propiedades beneficiosas y que valor nutricional tiene cada leche del mercado? ¡Toma nota!

Leche entera: la clásica leche de vaca está compuesta por un 88% de agua, un 5% de lactosa (carbohidratos), un 3% de grasas, un 3% de proteínas y una buena cantidad de minerales, potasio y fósforo. La composición de la leche depende de la raza de la vaca, la dieta del animal y su etapa de lactancia. La leche de vaca contiene nutrientes como la vitamina B1, la vitamina C, vitamina D y ácido fólico. También contiene minerales que estimulan la formación ósea del cuerpo.

Leche de soja: este tipo de leche tiene numerosos beneficios. Se obtiene a partir de las semillas de soja, molidas con agua y calentadas al vapor. La leche de soja tiene alto un contenido en vitamina A y E, fitosteroles  y en polifenoles. Además, es un alimento que no tiene colesterol y es muy bajo en calorías y en grasas, de las cuales el 20 por ciento son saturadas y ácidos grasos poliinsaturados.

Leche de almendras: la leche de almendras tiene un sabor dulce y una textura sedosa. Es baja en calorías y está repleta de vitaminas y minerales, como las vitaminas D, E y A, calcio, magnesio, potasio, zinc, hierro y fósforo. La grasa de la leche de almendras es saludable, ya que contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

leche de avena
iStock

Leche de coco: este tipo de leche contiene más grasas saturadas que las otras alternativas. Contiene crema de coco, agua, sal, un espesante, un emulsionante como la lecitina de girasol y vitaminas y minerales, como calcio y vitamina D.

Leche de avena: el gran valor de la leche de avena es su cantidad de fibra: contiene de 2 a 3 gramos de fibra por porción, lo que la vuelve saciante y digestiva.

Leche de anacardos: la leche de anacardo contiene naturalmente 4 gramos de proteína por porción y el 8% del valor diario de hierro recomendado. Sin embargo, ten en cuenta que esta leche puede contener hasta media cucharadita de azúcar de caña por porción, así que busca mejor variedades sin azúcar.

Continúa leyendo