Elige los mejores alimentos navideños para tu compra

Se acercan las fiestas y con ellas las comidas y cenas familiares. Nuestra experta te recomienda los productos que debes incluir en tu carro de la compra.

Asumamos que estas Navidades comeremos dulces típicos, cocinaremos nuestro plato estrella y celebraremos varias comidas abundantes donde la moderación no tendrá cabida. En el súper, será inevitable pasar por el pasillo de los dulces y coger de la estantería los ingredientes clave de la Navidad, por lo que es importante conocer qué opciones nos pueden resultar más prácticas en términos de calorías y nutrientes

 

Dulces navideños

Los mazapanes, turrones y mantecados se caracterizan por estar por encima del 30% de grasas. Los mazapanes y los turrones son las mejores opciones, mientras que los mantecados, al estar elaborados a base de manteca de cerdo, contienen bastante grasa saturada y colesterol, aunque podemos encontrar versiones elaboradas exclusivamente con aceite de oliva (sin manteca), que rebajan su grasa total en un 16%, y el de grasas saturadas pasa del 18% al 0.5%.

 

¿Y el chocolate?

Los turrones, aunque son muy calóricos porque están elaborados con azúcar y almendras, las grasas aportadas por estos frutos secos son insaturadas, siendo alimentos cardiosaludables a consumir moderadamente. Los de chocolate son generalmente más ricos en grasas y azúcares que los tradicionales de almendra, perdiendo además su contenido en grasas insaturadas y aumentando el de saturadas. Los bombones, por lo general, son muy ricos en azúcares y grasas. Las versiones sin azúcar y bajas en grasas son la mejor opción.

Embutidos

El jamón suele ser la opción menos mala siempre que proceda de cerdos alimentados con bellota, pues mejora mucho el perfil de ácidos grasos (más insaturados y menos saturados). Para compensar el efecto de los entrantes, debemos optar por platos principales a base de pescados, principalmente azules, pues son naturalmente ricos en los cardiosaludables Omega 3.

 

Canapés

Solemos coronarlos con quesos de untar y patés que rondan el 30% de grasas, en su mayoría saturadas. Los quesos de untar light son una buena alternativa pues reducen mucho su contenido en grasas. En cuanto a los patés, se pueden hacer versiones caseras, por ejemplo paté de setas o paté de pescado que, a diferencia de los comerciales, no llevan grasas animales añadidas, lo que mejora considerablemente su perfil nutricional.

Salsas

Mahonesa, salsa de cóctel, alioli, etc. aportan un contenido en grasas de cerca del 70-80%. Ante este alarmante dato, cabe la opción de usar salsas menos calóricas, como la mostaza antigua o las vinagretas.

 

Menos calorías absorbidas

Finalmente, dada la abundancia de comida a la que nos exponemos en estas fechas y la dificultad para basar las comidas de Navidad en alimentos bajos en calorías, debemos buscar un aliado: el bloqueador de calorías.

 

Reduce grasas e hidratos

Este tipo de productos son utilizados por los nutricionistas profesionales para ayudar a sus pacientes a que, de forma natural, el 7 de enero no vean resentido su peso. Así, después del súper no está de más pasar por una farmacia y hacerse con un bloqueador de grasas e hidratos que, tomado unos minutos antes de la comida, evitará la absorción de ese exceso de calorías.

 

Marta Gámez es experta en nutrición y directora técnica del Grupo NC Salud.

Continúa leyendo