Vídeo de la semana

Nutrición

¿Eliminar las grasas de la dieta es sinónimo de adelgazar? Descubre sus beneficios

¿Se deben eliminar las grasas de la dieta si se pretende adelgazar? Aclaramos algunas dudas.

grasas saludables
Foto Istock

En estas fechas somos muy dados a hablar de las comidas y cenas navideñas, de cómo vamos a coger peso o a llenarnos demasiado ante las fiestas y compromisos que tenemos marcados en el calendario. Y son muchos los que se han propuesto iniciar 2022 con una “dieta” después de las vacaciones, aunque yo prefiero pensar en intentar “un nuevo estilo de vida”. Aunque cada vez menos, hay todavía una creencia falsa entre la población de que las grasas no deben estar presentes en nuestro menú si queremos realizar una dieta para perder peso. Y esto es debido a los años que nos hemos pasado escuchando por todos lados que las grasas eran las culpables de nuestro exceso de peso o enfermedades cardiovasculares como consecuencia de la campaña propagandística en contra de las grasas. Nada más lejos de la realidad.

Entre las funciones de la grasa están precisamente la de evitar este tipo de enfermedades, ayudar a sintetizar los nutrientes esenciales, al rendimiento de los deportistas, a prevenir enfermedades mentales y mantener la salud cerebral. Su consumo también nos protege los órganos internos, mejora no solo la digestión sino el aspecto de la piel, equilibra el sistema hormonal, nos protege del frío y es nuestra reserva energética más importante.

Las grasas constituyen un macronutriente esencial para el organismo y ayudan al bienestar cardiovascular, especialmente los ácidos grasos como el Omega 3 o 6. Pescados y carnes tienen las concentraciones más altas de grasas saludables, pero también están presentes en frutas, verduras, frutos secos y semillas. Además, son saciantes por lo que incluirlas en la dieta nos puede ayudar a adelgazar.

Consecuencias negativas en nuestra salud si las eliminamos

De hecho, el pensar, erróneamente, que son perjudiciales y eliminarlas de nuestro plato puede tener consecuencias negativas para nuestra salud. Falta de energía, depresión, trastornos del humor, déficit cognitivo, son solo algunos ejemplos, pero hay otros que afectan a las funciones de los órganos como la vista, la piel, el corazón, el desequilibrio de nuestra flora intestinal, lo cual nos llevaría a tener un sistema inmunológico deficiente y estreñimiento.

Para evitar estos daños, también es importante saber qué grasas no deben estar en nuestro imaginario a la hora de hacer menús, que son todas las que provienen de los procesos de hidrogenación y están presentes en alimentos que han pasado por un proceso industrial: snacks salados ultraprocesados, bollería, productos precocidos o precocinados. Por lo tanto para una buena dieta, grasas incluidas, deberíamos elaborar platos con aceite de oliva, frutos secos (como nueces o avellanas), aguacate, pescados azules y yema de huevo. Sin olvidar por ejemplo incluir los ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6, que protegen las arterias, y están en los aceites vegetales (maíz, girasol, sésamo o soja), además de en leguminosas, frutos secos y pescados (salmón, sardinas o caballa). Las grasas son fuente de energía y aportan más que los carbohidratos y las proteínas para nuestro organismo.

Vigilar las etiquetas de lo que compramos

Hay otro aspecto importante a tener en cuenta y es el momento de escoger los productos que vamos a añadir a nuestra cesta de la compra. Es importante no optar por las etiquetas “light”, muchos piensan que esta palabra es sinónimo de “más sano” pero no siempre es así, ya que normalmente se les quita la grasa, bajando las calorías, pero se les añade azúcar o edulcorantes, que tanto dañan nuestra salud. Tampoco hay que caer en la tentación de aquellas que nos advierten del 0% en materia grasa (muy presentes en las etiquetas de yogures, galletas, embutidos, etc). Lo mejor es comprobar siempre la cantidad de azúcar real que lleva cada producto que elegimos.

En definitiva, la grasa es necesaria para una dieta sana y equilibrada bien para perder peso o en el día a día. Debemos desmontar falsos mitos y sobre todo informarse bien para elegir las que mejor nos vienen para el organismo y el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y mente.

Artículo elaborado por Niklas Gustafson, experto en nutrición y CEO de Natruly
 

Continúa leyendo