Elogios y críticas, ¿cómo valorar las opiniones externas?

Analizamos el impacto que tiene sobre nosotros las valoraciones (positivas y negativas) que vienen de parte de terceros.

¿Por qué damos tanto valor al punto de vista de las personas que nos rodean? Muchas veces nos hacemos la misma pregunta y, generalmente intentamos generar nuestro propio criterio sobre las cosas en una sociedad en la que nuestras acciones están sometidas a un alto nivel de exigencia cuando perseguimos cualquier tipo de objetivo. Es un hecho que la mente humana está más preparada para asumir lo malo que lo bueno, pero tanto las críticas como los elogios impactan en nuestra autoestima de manera crucial en nuestro día a día. Podríamos decir que, de nuevo, cualquiera de los dos, en exceso, puede resultar peligroso y generar un efecto muy nocivo para nuestro estado de ánimo.

Según el portal de psicología ‘La mente es maravillosa’ podemos dirigir el efecto de las críticas y los elogios para sacar el máximo provecho de ellos, si es que lo tienen.

Elogios y críticas cómo valorar las opiniones externas
Gtresonline

Las críticas. Para analizar el impacto de las críticas en nuestra psicología tenemos que entender la máxima de que no todo el mundo pensamos igual. Si a esto le unimos el juicio, del que cada vez es más difícil desprenderse, ahí tenemos la crítica.  En este punto debemos tener varios factores en cuenta. Si la crítica es constructiva o destructiva, pero sobre todo de quién nos llega esa crítica. Para sacar el mayor jugo de una crítica, es decir, descubrir la esencia del aprendizaje, es necesario dejar de lado nuestra autoestima, saber identificar si la crítica es constructiva y si es así determinar qué es lo que podemos modificar. Muy importante, si la crítica no está basada en la realidad es mejor no hacerle demasiado caso porque no se trataría de una crítica, sino de un ataque.

Elogios. Parece un hecho que los halagos nos hacen sentir bien, pero ¡cuidado! Cuando el elogio llega en exceso nos adormece en la vanidad y en su justa medida consiguen eso tan necesario que es la motivación. De nuevo es muy importante analizar de quién vienen los elogios y estudiar la frecuencia e intensidad con las que los recibimos ya que el ego puede ser sobre estimulado. Es importante que sepamos distinguir las alabanzas sobre hechos puntuales que los juicios positivos sobre aspectos generales “eres muy bueno” “qué inteligente eres”.

En definitiva, mantener la distancia sobre la cualificación nos ayudará a mantener intacto nuestro punto de vista mejorando los errores reales y reforzando determinados comportamientos basados en la motivación positiva. Una vez más, está en nosotros.

Continúa leyendo