En otoño bajan las defensas. Ayúdate con tu alimentación

Consumir alimentos ricos en hierro y vitaminas pueden ayudarnos a reforzar nuestras defensas.

Gtresonline

El otoño ha llegado y con él los cambios de temperatura propios de esta estación. Así, nos sentimos más débiles, cansadas y con mucha menos energía para hacer frente a las actividades cotidianas.  La alimentación tiene mucha culpa en esto. Y es que ahora que hemos vuelto a la rutina tenemos menos tiempo para dedicarle a las comidas.

Sin embargo, no debemos dejar de lado productos que nos pueden ayudar a reforzar nuestras defensas y hacer frente al día a día con energía. Un ejemplo de alimentos con aporte suficiente de nutrientes son los ricos en hierro, como las legumbres, las verduras y los cereales, que además ayudan al organismo a combatir los agentes externos que nos provocan enfermedades.

Por supuesto, también hay que tener en cuenta los productos ricos en vitamina C, contenida en las frutas cítricas, y la vitamina D, propia de los frutos secos. Además de darnos un aporte extra de energía, nos ayudan a tener unas buenas defensas. Por contraposición, hay que evitar en la medida de lo posible la bollería industrial, los productos rebozados y las bebidas alcohólicas, pues perjudican nuestro organismo.

Si seguimos una dieta rica en hierro y vitaminas, reforzaremos nuestras defensas y evitaremos contraer además enfermedades propias de esta estación, como resfriados y gripes. Además, como complemento a la alimentación, deberíamos practicar ejercicio físico para activar nuestro organismo y favorecer que poco a poco sea más resistente.

También te puede interesar:

Continúa leyendo