¿En qué consiste realmente la donación de óvulos?

Te contamos todo lo que deberías saber sobre el procedimiento

Las mujeres, tenemos en nuestro cuerpo alrededor de 400.000 ovotocitos. Estos, se encuentran dentro de nuestros ovarios y son las células que derivarán en los futuros óvulos. Sin embargo, solo uno de cada mil llegará a madurar y por lo tanto tendrá la posibilidad de ser fecundado.
Cada mujer es un mundo, y por eso, seguro que conoceréis casos de chicas a las que no les ha costado nada ser madres, y otras, que por mucho que lo intentan no son capaces de conseguirlo.

Sin embargo, gracias a los avances científicos y tecnológicos, la gran mayoría de mujeres que quieren ser madres pueden hacerlo recurriendo a la reproducción asistida.

Como íbamos diciendo, cuando un óvulo madura, el cuerpo de la mujer se prepara para la posible fecundación y la creación de una nueva vida. Cuando esto no ocurre, nuestro cuerpo desecha el óvulo no fecundado y es eliminado de nuestro cuerpo a través de la menstruación.


Y como no todas las mujeres tienen la suerte de poder llegar a engendrar un bebé con sus propios óvulos, ni siquiera recurriendo a los mejores especialistas, existe la posibilidad de engendrar a partir del óvulo de otra mujer. Pero, ¿cómo se dona un óvulo? ¿cómo podemos ayudar a ser madres a todas esas mujeres que son incapaces de serlo?

Para ser donante de óvulos, lo primero que necesitaremos es pasar una entrevista y una exhaustiva evaluación médica para asegurar que estamos en perfecto estado de salud. Además, para ser donante, es requisito indispensable tener entre 18 y 35 años.
La donación es totalmente anónima, y en el caso de que nuestro óvulo llegase a ser utilizado para la creación de una nueva vida, en ningún caso se nos concedería la oportunidad de conocer a la familia receptora.

Para conseguir que la donación se lleve a cabo, la donante deberá someterse a un tratamiento estimulador para favorecer que los ovarios produzcan más óvulos. Así, durante un periodo de entre 10 y 12 días, será necesario administrarte medicación para cumplir con tal propósito.


Cuando haya pasado este periodo, podremos someternos a la intervención y proceder a la extración del óvulo de forma indolora, ya que el procedimiento se lleva a cabo a través de anestesia. El control del tratamiento se lleva a cabo mediante una serie de ecografías y análisis hormonales. Más adelante, poco antes del momento de la ovulación, se obtienen los óvulos directamente de los ovarios por aspiración ecográfica.

Y aunque los riesgos son prácticamente mínimos y se producen sólo en contadas ocasiones, no debemos olvidar que nos estamos sometiendo a un proceso quirúrgico, y por ello, debemos ser conscientes de las complicaciones que se pueden producir durante el procedimiento, entre las que se pueden encontrar alguna infección o torsión ovárica.


La donación de óvulos, además de ayudar a otras madres a cumplir su sueño, conlleva una recompensa económica fijada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Sin embargo, este procedimiento, sólo puede realizarse como máximo en seis ocasiones.

Continúa leyendo