EPOC, por qué se produce y cómo prevenir esta enfermedad crónica

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es la cuarta causa específica de mortalidad en nuestro país. Descubre por qué se produce y cómo prevenirla.

Estamos ante una patología que afecta a casi 3 millones de personas en nuestro país y cuya principal causa es el tabaco. La EPOC es una enfermedad crónica que produce inflamación pulmonar, lo que hace que cueste mucho respirar. En nuestro país 1 de cada 10 personas de entre 40 y 80 años sufre este problema de salud, de hecho se trata de la cuarta causa específica de mortalidad, por delante del cáncer de pulmón.

¿La EPOC se puede prevenir?

El consumo de tabaco es la principal causa de esta enfermedad. De hecho, el 40 – 50 % de los diagnosticados de EPOC son fumadores. Por lo tanto, la mejor estrategia para prevenir esta patología es dejar de fumar o, lo mejor de todo, no empezar a hacerlo.

Se estima que el 90 % de los fumadores empiezan con este hábito a los 18 años. Esteban Palomo, director de Patient Advocacy de GSK España, insiste en este punto: “Un reto para todos nosotros es ayudar a niños y adolescentes para que no empiecen a fumar. Para ellos lo primero que necesitan es información y es obligación de los adultos proporcionársela, darles ejemplo y, sobre todo, animarles a ser valientes a decir `no´ antes del primer cigarrillo y caer en poco tiempo en la adicción”.

Además del tabaco, la exposición a humos, sustancias químicas, polvo o contaminantes dañinos también son factores de riesgo.

EPOC en datos

Cataluña, Extremadura y Galicia son las comunidades autónomas con mayor incidencia de esta enfermedad, según los resultados preliminares del estudio EPISCAN II, presentado en el 29º Congreso Internacional Respiratorio Europeo (ERPS). Por el contrario, Asturias, Murcia y La Rioja son las que menos incidencia registran.

 “El comité científico de EPISCAN II ya está analizando si las variaciones en tabaquismo activo y pasivo, las exposiciones laborales u otros factores explican estas variaciones”, señala el Dr. Joan B. Soriano, médico epidemiólogo del Hospital Universitario de la Princesa, en Madrid, y miembro del comité científico del estudio.

La EPOC es la cuarta causa específica de mortalidad, por delante del cáncer de pulmón.

Este estudio, puesto en marcha por GSK y en el que colabora la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) es el mayor realizado en nuestro país (han participado en él 20 hospitales y clínicas de las 17 comunidades autónomas y casi 10.000 personas) y muestra que el 11,8 % de personas mayores de 40 años padece esta patología respiratoria. “Se confirma que la EPOC es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en adultos”, comentó Soriano.

En mayores de 80 la EPOC afecta al 34,7 % de los hombres y al 26,1 % de las mujeres, por lo que, la enfermedad afecta, de media, a casi una de cada tres personas mayores de esta edad.

La detección precoz es clave

Uno de los retos a los que se enfrentan los profesionales que luchan contra la EPOC es la detección precoz. El infradiagnóstico, referido por el paciente, afecta al 74,7 %, según datos de este estudio. Muchas personas que sufren EPOC no son conscientes de que la tienen y consecuentemente no reciben el tratamiento adecuado que les ayude a llevar una vida plena.

En esta línea, el Dr. Soriano apunta que “el análisis de los datos de imagen por TAC de baja radiación y de biomarcadores en sangre nos han de ayudar a identificar estrategias para reducir el infradiagnóstico. Con EPISCAN II, se cumple la máxima de que medir bien es el primer paso para abordar un problema como la EPOC en la población”.

“Dejar de fumar es la mejor medida que podemos adoptar, siempre y en cada momento. Nunca es demasiado tarde, puesto que siempre conseguimos que el daño se enlentezca”, afirma tajante el doctor Soler.

Continúa leyendo