¿Eres celosa? Hay maneras de controlar tus impulsos

Repasamos las claves que tenemos que tener en cuenta para controlar los celos con nuestra pareja.

¿Eres celosa? Hay maneras de controlar tus impulsos
Gtres

La mayoría de las mujeres admitimos que somos celosas con nuestras parejas, pero es que no lo podemos evitar. Muchas veces nos obsesionamos con situaciones que realmente no existen y los problemas se crean a raíz de nuestros celos, ocasionados en gran medida por experiencias vividas en el pasado.

El primer paso para superar unos celos que pueden llegar a convertirse en enfermizos es aceptar que la emoción está dentro de nosotras. Si controlamos todos los pasos de nuestra pareja, queremos monopolizar su tiempo y analizamos sus amistades, estamos llevando al límite esa desconfianza, lo que puede desembocar en una ruptura.

Una vez que aceptamos nuestros celos, podremos tener en cuenta una serie de claves para alejarlos y tener una relación más sana, en la que reine la comprensión y el respeto hacia el otro.

En primer lugar, tenemos que ser cautas y no pensar que nuestra pareja está haciendo lo que más tememos. Si esta sensación nos invade, debemos respirar profundo y no provocar una discusión por una situación que no ha ocurrido en realidad.

Y es que uno de los pilares más importantes de una relación es la confianza, por lo que debemos creer en la palabra que nos ha dado nuestra pareja y darle su espacio. Esto quiere decir que no podemos llamarle constantemente para saber qué está haciendo y con quién está, porque tenemos que comprender que cada uno tiene su círculo de amigos. Además, hay que pensar que nuestra pareja nos ha elegido a nosotras entre miles de mujeres, por lo que no tenemos excusa para no confiar en su palabra.

Lo mejor para alejar los celos es hablar con nuestra pareja de las cosas que nos preocupan, lo que nos ayudará a fortalecer la relación y evitar que nos convirtamos en auténticas detectives en busca de pruebas delatoras que realmente no existen. Por lo tanto, los celos son perfectamente controlables si basamos nuestra relación de pareja en la confianza mutua y evitamos los reproches con un diálogo diario.

También te puede interesar:

Continúa leyendo