Vídeo de la semana

Los errores que están impidiendo que pierdas grasa abdominal

¿No consigues eliminar la grasa abdominal incluso comiendo sano y haciendo abdominales? Toma nota de estos errores que pueden estar detrás del problema.

Los errores que están impidiendo que pierdas grasa abdominal
Pexels

¿Estás comiendo de una forma más saludable y haciendo ejercicio de forma regular y aun así, no consigues eliminar la grasa abdominal? Perder grasa en un área específica del cuerpo es complicado: para hacerlo deberás perder grasa corporal en general. Para que lo entiendas mejor, debes entender primero el proceso de quema de grasa del organismo, que tiene tres etapas:

  1. La grasa primero debe liberarse de una célula adiposa. Y necesita una ‘razón’ para ser liberada, como la práctica de ejercicio.
  2. La grasa que se libera debe viajar a través de la sangre en busca de células ‘activadas’ que la quemen como combustible.
  3. La grasa encuentra y entra en la célula activa y se quema en forma de combustible.

Hay muchas hormonas, incluidas el estrógeno y la progesterona (en las mujeres) o la testosterona (en los hombres), el cortisol, la insulina o la adrenalina que facilitan o dificultan este proceso. Pero hay más factores que pueden influir en la quema de grasa y que pueden explicar por qué te cuesta más de lo normal eliminar la que se acumula en la tripa… Apunta, estos son algunos de los errores más comunes que puedes estar cometiendo y que están boicoteando tus resultados:

Estás haciendo ejercicio mal: Abdominales, planchas, sentadillas… aunque no lo creas, estos no son ejercicios que sirvan para quemar grasa por sí mismos. Sí, mejorarán la postura y el equilibrio de tu tronco, pero todo lo que realmente hacen estos ejercicios es fortalecer los músculos que hay debajo de la grasa y no reducir la grasa en la parte superior de la tripa. Para corregir este error, asegúrate de que tus entrenamientos también contengan partes de cardio: correr, subir escaleras, montar en bici, saltar a la comba... El cardio en sí mismo puede no ser suficiente para quemar grasa, pero si lo combinas con ejercicios de fuerza, de paso acelerarás tu metabolismo y esto hará que tu cuerpo queme más calorías mientras está en reposo.

abdominales
Pexels

Exceso de estrés: El estrés es algo complicado de gestionar, e incluso si logras mantener una aparente calma exterior, si no lo dominas o eliminas encontrará una forma de manifestarse en tu cuerpo. Para muchas personas, esto se traduce en un exceso de grasa abdominal. Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo libera una hormona llamada cortisol, que obliga a las células grasas inmaduras a madurar. Estas, a menudo se centran alrededor del abdomen. El cortisol también nos impulsa a comer más, sobre todo alimentos poco recomendables cargados de azúcar, con el objetivo de sentirnos mejor, aunque sea de forma momentánea. ¿La solución? Tómate un rato al día para meditar o relajarte, elimina las situaciones estresantes de tu vida, tómate las cosas con calma...

No duermes lo suficiente: Dormir es importante, y no solo porque durante el sueño el cuerpo se ‘restaura’, sino porque también le da la oportunidad de quemar grasa. Dormir menos de 7 horas priva al cuerpo de la oportunidad de ‘reiniciarse’ correctamente y puede generar estrés añadido, además de fatiga al día siguiente.

Continúa leyendo