Vídeo de la semana

Salud

Cinco errores que no se deben cometer al comenzar una dieta para ganar peso

¿Quieres ganar peso? Hay dietas que se pueden seguir muy efectivas para ello, pero ojo, no se deben cometer ciertos errores y siempre debe ser asesorada por un experto.

ganar peso
Foto Istock

El sobrepeso y la obesidad son enfermedades que están relacionadas con un exceso de grasa corporal. Habitualmente a nuestras consultas acuden personas solicitando ayuda para controlar su peso, entendible en el contexto actual de una sociedad sobrealimentada, en la que la mayoría de los individuos ingieren más calorías de lo que consumen con su actividad física diaria. Sin embargo, en ocasiones, tenemos pacientes cuya consulta va dirigida a la necesidad de normalizar su peso, porque se encuentran en situación de bajo peso corporal. De hecho, el 2,1% de la población mayor de edad tiene un peso por debajo de lo recomendado, de acuerdo con la última Encuesta Europea de Salud en España (EESE).

Presentar infrapeso o una delgadez extrema puede conllevar una serie de riesgos para su bienestar. En muchos casos, esa delgadez puede explicarse por razones hereditarias o genéticas, aunque tendremos que evaluar factores como la composición corporal, sus comorbilidades, la carga genética, la actividad, etc. y decidir si esto lo convierte en un problema de salud o no. Pero ¿qué se considera infrapeso? Médicamente se valora que un paciente presenta un bajo peso corporal cuando tiene un Índice de Masa Corporal (IMC) menor de 18.5 kg/m2. Cuando nos encontramos en esta situación nuestro consejo es recurrir a la consulta de un profesional médico para conocer cuál es la causa de este déficit ponderal, porque solo así podremos diseñar un plan individualizado adaptado a la causa principal.

Aun así, una vez aclarada la causa para esa situación clínica, antes de comenzar una dieta para subir de peso, es recomendable que los pacientes acudan a un especialista de la nutrición para someterse a un estudio personalizado, según sus condiciones y necesidades fisiológicas. De este modo, el paciente podrá comenzar una dieta que pueda ayudarles a subir de peso de forma sana y equilibrada y evitar errores contraproducentes en la búsqueda de un peso ideal.

El primer error en que caen aquellos que desean aumentar de peso sin control profesional es pensar que para ganar peso de manera saludable es suficiente comer mayores cantidades de alimentos. Aumentar las calorías a cualquier precio puede provocar un aumento importante de la masa grasa y, por ende, se pueden elevar las cifras de colesterol y triglicéridos, incluso provocar lesiones como un hígado graso. Es más, si hay demasiado colesterol en la sangre se puede acumular en las paredes de las arterias, aumentando, entre otros, el riesgo de enfermedad cardiovascular. 

Tampoco es una solución saludable para subir de peso comer de todo y priorizar los suplementos. Es un grave error incluir productos que consideramos desaconsejables en las dietas para pacientes con sobrepeso. Así algunos pacientes consideran que, si incluyen alimentos procesados, ricos en azúcares refinados, grasas saturadas e hidratos de carbono conseguirán adecuar el peso a lo que estiman como normal para su edad. Esta actuación provocará un aumento considerable del riesgo cardiovascular, generando un problema de bajo peso que se puede llegar a convertir en un grave problema cardio-metabólico con serias repercusiones en nuestra salud.  Debemos recordar que nuestro organismo necesita una dieta variable y saludable, basada en macronutrientes y micronutrientes -hidratos de carbono, grasas y proteínas, vitaminas y minerales- en proporciones adecuadas.

Otro error frecuente en los pacientes que deciden comenzar una dieta para aumentar su peso es priorizar la ingesta de proteínas con el fin de aumentar exclusivamente su masa muscular. La proteína es indispensable y permite realizar funciones elementales para la vida celular, y debe formar parte de una dieta balanceada, que incluya proteína de origen animal y vegetal. Pero no puede ser la prioridad en una dieta para aumentar de peso. El exceso de ingesta de proteína sin control altera el metabolismo y la función hepática y renal.

Concentrar la ingesta de alimentos en las 3 comidas principales suele ser un fallo en la gestión de una dieta hipercalórica. Al hacerlo de esta manera no se permite realizar el aporte calórico necesario para que se encamine hacia una ganancia de peso ponderal. Lo recomendable en términos generales es duplicar las porciones diarias de alimento, es decir, comer cada 3-4 horas.

Hay que recordar que el aumento de peso requiere un estudio previo del paciente, que incluya una analítica completa y el análisis de la bioimpedancia, que permita analizar la composición corporal de manera individual y programar un plan nutricional acorde a las necesidades de cada persona. De este modo, el especialista podrá darle el seguimiento necesario para alcanzar sus objetivos y a su vez detectar a tiempo aquellos factores que pueden condicionar los resultados. Por eso, uno de los errores que no se debe cometer es realizar una dieta de estas características sin un seguimiento profesional.

Artículo ofrecido por el Dr. Juan J. González Soler, coordinador de la unidad de Sobrepeso y Obesidad Vithas Vigo, y especialista en Medicina Interna. Experto en riesgo cardiovascular y metabolismo y el Dr. Rodolfo Arruarana, médico nutricionista de Vithas Tenerife.  

médicos Vithas
Dr. Rodolfo Arruarana y Dr. Juan J. González Soler

Continúa leyendo