¿Es realmente tan malo tomar hidratos de carbono en la cena?

¿Por qué se han demonizado los carbohidratos? ¿Se pueden tomar por la noche, en la cena? Te lo contamos.

Pasta, pan, arroz, cereales… Los carbohidratos se han ganado muy mala fama en los últimos años en el mundo de la alimentación y son los primeros alimentos en soler ser vistos con algo de recelo cuando se trata de adelgazar o de empezar una dieta, pero lo cierto es que son un macronutriente esencial para el funcionamiento del organismo y también uno de los grupos de alimentos más importantes de todos. 

La tendencia a pensar que engordan ha llevado a la creación de algunos mitos sobre ellos, como por ejemplo, el pensar que no se pueden tomar por la noche, a la hora de la cena, ya que el cuerpo no los asimila con suficiente tiempo antes de dormir y esto provoca que los almacenemos en forma de grasa. ¡Pero nada más lejos de la realidad! Engordar (o de igual manera, adelgazar) no es algo que esté estrictamente relacionado con los horarios en los que comemos, sino más bien en las cantidades de los alimentos que ingerimos, sus tipos y su composición y otros factores, como la cantidad de ejercicio que hacemos al día o nuestro metabolismo.

Los hidratos de carbono deben representar alrededor del 50% de la alimentación total diaria y es recomendable que estén presentes en todas las comidas del día, aunque hay matices: son los buenos los que también se pueden tomar incluso por la noche. Estos son los hidratos de carbono complejos y de absorción lenta (verduras y hortalizas, cereales integrales…), que se digieren lentamente y sacian por más tiempo. Por el contrario, los hidratos de carbono simples (como las chucherías, la bollería industrial, las pastas refinadas…) tienden a aportar solo azúcar, calorías y muy pocos nutrientes, sin realmente quitar la sensación de hambre. ¡Y estos son los que hay que controlar siempre, pero especialmente por las noches!

hidratos
Pexels

¿Hidratos de carbono en la cena? Sí, pero bien cocinados

¿Los mejores hidratos de carbono que se pueden tomar en la cena? Las verduras, las frutas y las hortalizas son siempre una opción más que saludable y recomendable (especialmente las que cuentan con grandes cantidades de agua, como el calabacín o el pepino) , aunque también puedes apostar por el arroz o la pasta. Dentro de este grupo, conviene escoger estos ingredientes siempre que sea posible en su versión integral, ya que estas cuentan con más cantidad de fibra (ya conocemos todos sus beneficios) y esto nos permitirá disfrutar mejor de todas sus propiedades.

A la hora de tomar hidratos de carbono por la noche también es importante prestar mucha atención a la forma en la que se cocinan. La manera de cocinar y de elaborar estos ingredientes es determinante: evita las frituras, los rebozados o las preparaciones con demasiado aceite y grasa (algo que aporta demasiadas calorías) y apuesta en su lugar por recetas que cuenten con verduras hervidas, platos de pastas ligeras (sin exceso de salsas), patatas o arroz cocido o hevido…  ¡Así evitarás que el plato con hidratos de carbono se convierta en una bomba calórica!

Continúa leyendo