¿Es saludable el ‘juicing’? Razones por la que beber demasiados zumos puede ser malo para ti

¿Recurres a los batidos y smoothies de frutas y verduras con frecuencia? Deberías saber sus riesgos asociados...

Acabas de salir del gimnasio y quieres algo ‘sano’, no tienes mucha hambre o quieres perder peso de forma rápida. Y claro, apuestas por un zumo o batido verde creyendo que es la mejor opción. Sí, esos jugos repletos de verduras y frutas tan famosos… Si bien recurrir al ‘juicing’ -así se llama el hábito de reemplazar comidas con estos batidos o pasar días solo consumiendo estas bebidas- puede ser eficaz para perder peso de manera eficaz y de forma puntual, estos zumos también pueden tener un punto negativo.

El hecho de que estas bebidas provengan de una fruta o verdura no significa que sean saludables todo el tiempo o totalmente inofensivos. Antes de tomar estos jugos, debes tener especial cuidado si tienes una afección crónica o si estás tomando ciertos medicamentos, por ejemplo. Aquí van algunos detalles que deberías tener en cuenta:

Más azúcar: Un estudio publicado en julio de 2013 en BMJ encontró que los zumos de fruta se asocian con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, mientras que la fruta entera tiene el efecto opuesto sobre este riesgo, probablemente debido a la fibra que contienen, y que se pierde al hacer zumos.

batidos
iStock

Carencias nutricionales: La mayoría de dietas basadas en el ‘juicing’ implican consumir menos de 1000 calorías al día y reemplazar comidas por estas bebidas. Es cierto que si solo consumes estos zumos bajarás de peso, pero a largo plazo, una restricción de calorías tan severa puede ralentizar tu metabolismo. Estas dietas también pueden provocar deficiencias de nutrientes y problemas de salud como anemia, sensación de cansancio…

Contraindicaciones: Si tomas medicamentos recetados, debes saber que estos batidos pueden presentar contraindicaciones. Por ejemplo, grandes cantidades de vitamina K (presente en las verduras de hoja verde como la col rizada y las espinacas) pueden interferir con medicamentos anticoagulantes. El zumo de pomelo, por ejemplo, también puede interactuar con ciertos medicamentos que reducen el colesterol o la presión arterial.

No desintoxican: Lejos de desintoxicar el cuerpo, estos zumos pueden tener el efecto contrario. El consumo de jugos se ha asociado con un mayor riesgo de síndrome metabólico, daño hepático y obesidad. Además, realmente el cuerpo no necesita ser desintoxicado eliminando alimentos sólidos: el organismo ya lo hace de forma natural por sí solo, utilizando el hígado y los riñones. Y por cierto, si estás tomando jugos con verduras no orgánicas, puede que estés consumiendo otras toxinas, como pesticidas...

Continúa leyendo