¿Estás de Bajón

¿Te sientes triste o decaída? Nuestro equilibrio emocional depende, en buena parte, de que el cerebro esté bien alimentado; es decir, pueda disponer de los nutrientes que necesita para estar en plena forma. Por eso, si estás triste, lo primero es cuidar la dieta. Asegúrate de que tomas a diario:

-Ácidos grasos esenciales, que intervienen en la conexión neuronal. Las algas (kombu, nori, wakame), las semillas de chía, las nueces o el aceite de lino son ricos en Omega 3, y el aceite de girasol en Omega 6. El pescado azul también es una buena fuente de ácidos grasos (sardinas, boquerones, salmonetes…).
-Triptófano, un aminoácido esencial fundamental para segregar serotonina, la hormona de la felicidad, que regula la ansiedad, la irritabilidad y el desánimo, y la melatonina, una  hormona que interviene en ciclo sueño-vigilia. ¿Dónde encuentras triptófano? En el pescado azul (caballa, arenque, jurel…), la carne, el queso, las legumbres…

¿Extras? Recuerda que debes tomar 5 raciones de fruta y verdura al día. Con ellas, te asegurarás los minerales y vitaminas que necesitas. También puedes recurrir a la levadura de cerveza, el germen de trigo, la lecitina de soja…

Continúa leyendo