¡Estírate! Cuida Tu Espalda

El dolor de espalda es, junto con la gripe, la primera causa de baja laboral en España. ¿Sabes cómo afecta a la salud? ¿Y cómo prevenirlo?
Casi la mitad de los españoles sufre a lo largo del año algún episodio de dolor de espalda, según la Sociedad Española del Dolor (SED). Aunque a menudo las molestias desaparecen sin necesidad de ir al médico, una de cada cuatro personas que acude a consulta por este motivo se ve incapacitada para desempeñar su trabajo (la OMS establece que es, junto con la gripe, la primera causa de baja laboral en nuestro país). Y es que de la salud de la espalda (en la que repercute directamente la postura) depende en gran medida nuestro bienestar. “Una postura inadecuada no sólo causa problemas estéticos graves o dolor por tensión muscular: también compromete el funcionamiento de los aparatos y sistemas del organismo”, explica Javier Peña Rojas, osteóptata y director de Escuela de Espalda (telf.: 918 92 46 77).
 ¿Cómo repercute en la salud? Una mala alineación de las vértebras afecta a los nervios, los vasos sanguíneos y los distintos órganos del cuerpo. Una postura incorrecta mantenida de forma habitual termina comprimiendo los nervios que rodean la columna -procedentes de todas partes del organismo- y puede causar dolor tanto en la zona local como a distancia. Así ocurre con la ‘neuralgia del trigémino’ (un músculo que afecta a la mandíbula, el oído, los ojos, el cuero cabelludo...), vinculada a las cervicales.
Por su parte, cuando las vértebras oprimen los vasos sanguíneos alrededor de la columna, el suministro de sangre y oxígeno a los órganos se entorpece y las posibilidades de formación de coágulos o de trombosis aumentan. ¿Sobre los órganos? El experto explica: “En función de cómo sea nuestro esquema postural, los órganos internos pueden sufrir alteraciones y tensiones que afectarán a su rendimiento. Los mareos, los vértigos, las cefaleas tensionales... están relacionados con disfunciones a nivel cervical. La pesadez de estómago, el ardor, las digestiones lentas pueden deberse a problemas en la región dorsal (vértebras a la altura de pulmones, estómago e intestinos); y el estreñimiento, la incontinencia urinaria y diferentes trastornos ginecológicos se vinculan con problemas en el área lumbar o sacra”.
Higiene postural: estar de pie, sentarnos... ¿Cuál es la postura correcta? De pie: reparte el peso entre ambas plantas de los pies (puedes adelantar una pierna y apoyarte más en ella). Las rodillas deben estar ligeramente flexionadas y la nuca bien estirada. Al sentarte: estira la columna, mantén los pies apoyados del todo en el suelo, sin cruzar las piernas. Conviene cambiar de posición (échate para atrás, enderézate o levántate de vez en cuando).
Remedios naturales: además de estirarte cada cierto tiempo, hacer ejercicio a diario, acudir a la acupuntura y la osteopatía (fised.net; escueladespalda.com), la naturaleza te ofrece alternativas seguras a los analgésicos y antiinflamatorios: cremas con capsaicina (principio activo de la guindilla) que disminuyen el dolor; cápsulas de harpagofito (planta africana con propiedades antiinflamatorias); y aceites esenciales de lavanda (para las contracturas), de menta y de alcanfor (relajantes).

Continúa leyendo