Vídeo de la semana

Esto es lo que pasa si comes justo antes de irte a dormir

Descubre las consecuencias de cenar justo antes de ir a la cama

¿Sueles comer justo antes de irte a dormir? Es normal que en el momento anterior a irte a la cama se te antoje comer algo, pero hay bastantes razones por las que deberías plantearte no hacerlo.

Hemos oído hablar mucho de lo importante que es tomar una cena ligera a una hora temprana para cuidar nuestra salud. El contenido de nuestra cena también es importante: debemos vigilar que sea ligera y que nos aporte nutrientes. Cenar pronto protege nuestro corazón y hace que nuestro metabolismo funcione mejor. Sin embargo, los horarios españoles hacen que en muchas ocasiones nos veamos empujados a cenar más tarde de lo que deberíamos. Las desventajas de cenar tarde van desde el insomnio hasta el mal rendimiento en el trabajo. Hoy te enseñamos algunas de las razones por las que deberías plantearte adelantar tu hora de cenar.

Aumento de peso

¿Llevas tiempo a dieta y sientes que no has progresado demasiado? Cenar tarde puede estar entorpeciendo tu objetivo. Según un estudio realizado conjuntamente en México entre la Facultad de Medicina y el Centro de Investigaciones Biomédicas, cenar tarde podría ser uno de los factores desencadenantes de enfermedades como la obesidad y el sobrepeso

Riesgo de padecer síndrome metabólico

El síndrome metabólico es un conjunto de factores que pueden poner en riesgo nuestra salud y que incluyen alto niveles de triglicéridos, colesterol y riesgos para nuestra salud cardiovascular, como un derrame cerebral. Como podemos observar, comer antes de dormir no sólo atañe a los procesos relacionados con la digestión, sino también a muchas otras funciones de nuestro organismo. Si tienes problemas relacionados con la diabetes, también deberías prestar atención a tu hora de cenar: numerosos estudios han demostrado que cenar tarde aumenta significativamente los niveles de azúcar en sangre. Para prevenir el síndrome metabólico y las enfermedades que este puede desencadenar, adelanta tu hora de cenar y no faltes a tus revisiones médicas.

Peor descanso

Comer tarde está directamente asociado con tener una peor calidad de sueño. Es posible que conciliemos el sueño aun habiendo cenado antes de acostarnos, pero la calidad de nuestro descanso será mucho peor y tendremos menos energía al día siguiente. Numerosos estudios han demostrado que las personas que comen justo antes de acostarse son más propensas a sufrir alteraciones de sueño y no llegan a alcanzar una fase de sueño profundo de calidad.

Menor quema de grasa

Si quieres ganar masa muscular o moldear tu figura, cenar pronto es esencial para llegar a tu objetivo. Tomar comidas copiosas antes de ir a la cama está asociado con mayores índices de obesidad y sobrepeso, ya que por la noche nuestro metabolismo se ralentiza y la quema de grasa es mucho menor.

Bajo rendimiento en el trabajo

Sea cual sea tu trabajo, cenar tarde te hará rendir peor en él al día siguiente. Especialmente si optas por comida basura para cenar, el aumento de niveles de azúcar en sangre consumirá mucha energía y requerirá mucho esfuerzo de nuestro organismo para volver a regularse. Esto derivará en una sensación de fatiga mayor al día siguiente. También es probable que tengamos otros síntomas, como fatiga o diarrea, el día después de haber cenado comida rápida. Por eso, sea cual sea tu trabajo, asegúrate de cenar bien el día anterior para poder mantener tus capacidades a un nivel óptimo.

Estos son solo algunas de las desventajas de cenar más tarde de lo que deberías, pero hay otras muchas que incluyen problemas digestivos e incluso trastornos del ánimo. Por eso, si quieres mantener una rutina saludable, asegúrate de dejar pasar unas horas entre tu cena y el momento de irte a dormir. Para mejorar tu salud en mayor medida, toma alimentos ricos en proteína a la hora de cenar. Estos pequeños gestos derivarán en grandes beneficios para tu salud.

Continúa leyendo