¿Sufres de estrés vaginal?

Nuestro estado de ánimo también se refleja en la zona íntima alertándonos de alguna posible anomalía.

Gtres

Sentir dolor durante la menstruación es algo habitual, pero lo que no lo es tanto son las molestias fuera de esos días. No solemos prestar demasiada atención a nuestra zona íntima y la vagina también puede verse afectada por el estrés y la ansiedad. Debemos estas atentas a posibles cambios genitales pues ignorar los signos de que algo anda mal podría tener consecuencias muy serias para nuestra salud.

Y es que nuestro ajetreado estilo de vida actual y el estrés al que estamos sometidas no solo afectan a nuestra salud mental y nuestra zona genital también puede verse afectada. Por eso, si sufres de ansiedad y notas alguno de estos síntomas no dudes en visitar a tu médico ya que podría tratarse de una infección o una enfermedad más seria como un cáncer de vagina.

-Calambres y pinchazos. Cuando la capa del endometrio se expande fuera de él, puede provocar dolores intensos al mantener relaciones sexuales. Los calambres antes y después del periodo y dolor vaginal en el momento de la relación sexual son algunos de los síntomas de una enfermedad tan seria como la endometriosis.

-Olores. Nuestra vulva tiene un olor particular, el cual no es insano o desagradable, pero si notas un olor más fuerte fuera de lo normal podrías tener alguna infección provocada por bacterias u hongos. Sin la debida atención, estas infecciones podrían convertirse en enfermedades venéreas.

-Secreciones. Si tus secreciones tienen un color diferente, están siendo producidas en cantidades más allá de lo normal o vienen acompañadas de ardor, escozor o irritación, presta atención, pueden ser síntoma del estrés.

-Escozor e irritación. A pesar de que todas en alguna ocasión hemos podido sufrir un picor insoportable entre las piernas, si sufrimos de estrés puede haber un cambio en el pH de la vagina lo cual la hace más susceptible a infecciones.

Continúa leyendo