¿Etiquetas por la salud en los refrescos?

La guerra contra las bebidas azucaradas ha sufrido una derrota en California, donde se ha tumbado la proposición que exigía que apareciera un mensaje en el etiquetado como peligrosas para la salud.

 

¿Son tan nocivas para la salud las bebidas azucaradas como el tabaco o el alcohol? Eso piensa el senador demócrata Bill Monning, defensor de la propuesta, que vio cómo su proyecto de ley para obligar a que en las etiquetas de estas bebidas apareciera la frase ‘Advertencia de Seguridad del Estado de California’ era tumbado en la votación.

 

Según se contemplaba en la proposición, los refrescos, bebidas energéticas y los zumos que sobrepasan las setenta y cinco calorías deberían llevar esta advertencia en la etiqueta para conseguir, según Monning, educar a la población en buenos hábitos de alimentación.

 

Los detractores de la ley argumentan que la medida no sirve para ese fin, ya que solo conseguirá confundir a la población. Sostienen además que es injusta porque solo incluye a las bebidas y deja fuera otros alimentos y productos con mayor carga de azúcar.

 

Y es que el problema no está en el productos, si no en la forma de tomarlo. Gregorio Varela-Moreiras, Presidente de la Fundación Española de Nutrición (FEN), afirmó hace unos días que lo necesario para un estilo de vida saludable es aplicar a nuestro día a día, es decir, conocer la diferencia entre la energía que nos aportan los alimentos y la que gastamos con la actividad diaria.

 

El problema viene cuando este balance es positivo, ingerimos más de la que consumimos, y se fomenta el riesgo de obesidad. Por tanto, podemos consumir de todo en nuestra dieta siempre que tengamos en cuenta quemar más de lo que tomamos, incluido este tipo de bebidas. A pesar de todo, Monning ha señalado que seguirá luchando en California contra las bebidas azucaradas e impulsando políticas a favor de los buenos hábitos de alimentación.

Continúa leyendo