¿Existe el sobrepeso sano?

Nuestra experta en nutrición nos desvela las claves para saber si debemos adelgazar o no.

Susana, malagueña de 41 años, nos escribió hace poco. Estaba harta de hacer dietas y se había rebelado (por fin) contra ellas. ¿Su sorpresa? Que todos la animaban a perder peso. Al leer su carta, nos preguntamos qué define si unos kilos de más pueden ser saludables. Aquí tenemos las respuestas de la experta.

 

"Estoy harta de que me digan que adelgace"

 

“Tengo unos kilos de más desde que tengo uso de razón, como diría mi madre. A veces, lo reconozco, ha sido más que unos cuantos kilos, pero desde hace un par de años he conseguido estabilizarlo y suelo estar unos 5 o 6 kilos por encima de lo que por mi estatura me correspondería. He hecho todo tipo de dietas (desde proteicas a la del sirope de arce), y ya me he cansado. No quiero que todo en mi vida gire alrededor de los dichosos kilos. ¡Quiero ‘independizarme’ de las dietas!".

 

"Y ahora que comienzo a disfrutar de unos espaguetis con carbonara o un muffin de chocolate y caramelo sin sentirme culpable, mi madre y mis amigas me dicen que no me pase y que no me resigne a tener unos kilos de más. ¿Por qué confunden resignación con lo que sencillamente es querer no ser esclava de la báscula? Si yo me cuido; si me doy un capricho, procuro estar más activa ese día, compenso bajando las calorías en otras comidas, bebo agua... Entiendo muy bien a Tania Llasera cuando se indignó por los comentarios que recibió en Twitter. ¿Cómo se atreven los demás a decirnos qué está bien o no en nuestra imagen? Mientras no peligre la salud, mientras estemos sanas y nos cuidemos, esa decisión es solo nuestra”.

 

¿Qué diferencia hay entre sobrepeso y obesidad?

 

Es lo primero que tenemos que tener claro para saber si esos kilos de más que tenemos pueden ser un problema para nuestra salud o no. “Una persona padece sobrepeso cuando su índice de masa corporal se encuentra en un valor entre 25 y 29,9; es decir, cuando su exceso de kilos no supera los 12-15 de su máximo peso saludable”, dice la nutricionista Marta Fernández de Angulo, de SHC Medical. Y puntualiza: “Cuando la persona iguala o supera un IMC de 30 estaríamos hablando de obesidad, que se divide en varios grados dependiendo de la gravedad”.

 

Porcentaje de grasa

Pero el asunto es un poco más complejo. Porque no se trata solo de kilos, sino de grasa acumulada. “Otra diferencia entre el sobrepeso y la obesidad es el porcentaje de grasa corporal con respecto al peso total. Y aquí los valores saludables varían mucho dependiendo de la edad y el sexo de la persona. Por ejemplo: las mujeres entre 20 y 39 años no deben superar el 33 % de grasa corporal total; sin embargo, en los hombres este valor se reduce: no pueden exceder el 25 % de grasa total”, agrega la experta. ¿El motivo de la diferencia? El cuerpo de la mujer, de forma natural, tiende a acumular más grasa (se relaciona con los estrógenos, las hormonas sexuales femeninas).

 

Límite razonable: 5 kilos

 

¿Cuántos kilos de más son razonables en una persona? “Un sobrepeso en grado I; es decir, un máximo de 5 kilos aproximadamente”, dice Fernández de Angulo. Pero de nuevo hay que matizar: “Influyen muchos factores: cuando una persona padece hipertensión, cardiopatía, fibromialgia, problemas óseos en las extremidades... le conviene mantenerse en un peso dentro del rango saludable. Es decir, con un IMC entre 18,5 y 25 [peso óptimo]”.

 

Si siempre hemos tenido unos kilos de más, ¿tenemos que perderlos?

 

“Si una persona desde que nace prácticamente ya tiene sobrepeso, esto no la deja exenta del riesgo de padecer enfermedades o alteraciones derivadas del exceso de kilos. Por lo tanto, se debería poner remedio en la misma infancia, ya que la tendencia natural en estos casos es que se vaya incrementando el exceso de peso con los años”, dice la misma experta.

 

Tendencia a engordar

Y esto precisamente es lo que acaba de demostrar un estudio del University College de Londres en relación a si existe una obesidad (no ya sobrepeso) sana: las personas obesas sanas tienden a convertirse en obesas no sanas a lo largo de su vida. ¿Influyen solo los hábitos? Pues no. Hay que tener en cuenta que, aunque el 90 % de los casos de obesidad y sobrepeso son consecuencia de la falta de ejercicio y de un exceso de calorías, existen otros factores que pueden desencadenarlos, tal como explica la nutricionista: hipotiroidismo, mal funcionamiento de la hipófisis y las hormonas suprarrenales, tratamientos con dosis altas de corticoides o antidepresivos...

 

Si quieres descubrir cómo controlar tu peso de una forma saludable y sin dietas, visita nuestra galería de "Consejos para controlar tu peso".

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo