Frena la osteoporosis

A partir de los 45 años y con la llegada de la menopausia en las mujeres los huesos se debilitan. Averigua cómo afecta esta enfermedad y cómo puedes hacerle frente.

Una enfermedad que afecta a más de tres millones de personas en España. La osteoporosis provoca la reducción de masa ósea y el deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, lo que conlleva un incremento de la fragilidad del hueso y del riesgo de fracturas. Así, origina incapacidad y pérdida de calidad de vida y se posiciona como el segundo problema de salud pública más serio tras las enfermedades cardiovasculares.

 

Implicaciones sociales

 

La osteoporosis es una enfermedad en constante crecimiento que afecta fundamentalmente a mujeres tras la menopausia. Según la presidenta de la Asociación Española Contra la Osteoporosis (AECOS), Carmen Sánchez, “muchas veces no somos conscientes de en qué grado intervienen los huesos en nuestra vida diaria: transportar bolsas o maletas, subir y bajar escaleras, levantar objetos  del suelo o pasear son acciones que no podríamos realizar sin una buena salud ósea. Cuirdarla es crucial”.

...Y económicas

 

Las implicaciones de esta enfermedad no son solo sociales, sino también económicas. El hecho de romperte una cadera, una de las principales y más importantes fracturas que provoca la osteoporosis, supone unos costes muy elevados para el Sistema Nacional de Salud. Según los últimos datos pertenecientes al año 2011, en España se produjeron 48.524 roturas de cadera provocando un coste por estancia de 9.299 euros. En general, el coste del tratamiento se estima en 2.864 millones de euros. El coste económico, junto a los datos epidemiológicos, hacen que se considere una de las enfermedades con más impacto sobre el presupuesto global sanitario, y un grave problema sociosanitario del siglo XXI.

 

Además, se prevé que en los próximo 50 años una de cada dos mujeres mayores de 50 tendrá una fractura ósea, y que una de cada tres con más de 80 años sufrirá una fractura de cadera provocada por la osteoporosis. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2050 las estimaciones sitúan la cifra de fracturas de cadera en torno a los seis millones. 

¿Calcio o vitamina D?

 

El citrato de calcio puede reducir la resorción ósea en mujeres postmenopáusicas a dosis menores que el carbonato de calcio, causa menos efectos indeseables y presenta mejor tolerancia y mayor adherencia al tratamiento.

 

De esta forma, parece sencillo pensar que si afecta a los huesos, lo que debemos tomar para fortalecerlos es calcio, pero no siempre es recomendable.

 

La vitamina D también es esencial para nuestros huesos, regula funciones vitales como la absorción y excreción de calcio y el proceso de mineralización. Así, actúa como una hormona a distancia modulando el metabolismo óseo de forma directa e interaccionando con otras hormonas.

 

El calcio y la vitamina D están relacionados, aunque el papel de la vitamina pesa sobre el del calcio debido a que la hormona regula su absorción y los niveles adecuados de esta consiguen un aumento del calcio real disponible.

Prevención

 

Es muy importante que a partir de los 50 años te hagas densitometrías periódicas para poder detectar la osteoporosis antes de que se desarrolle, ya que esta enfermedad no la notas hasta que no sufres su consecuencia: la fractura. Por eso, es conocida como ‘la enfermedad silenciosa', debido a que la pérdida de hueso ocurre sin que se dé ningún síntoma. Es posible no saber que se padece osteoporosis hasta que se sufre una fractura osteoporótica con consecuencias como caídas o tropiezos.  

Continúa leyendo