¡Fruta y Verdura para Hidratarte!

El calor hace que no nos apetezcan las comidas elaboradas y optemos por alimentos crudos. Las frutas y las verduras de temporada son el alimento estrella de esta época y, además, nos protegen de las enfermedades cardiovasculares. Las frutas y verduras con un gran contenido de agua, vitaminas y nutrientes esenciales son los alimentos más consumidos en la época estival. “Nos ayudan a hidratar nuestro cuerpo y sacian el hambre sin un gran aporte calórico”, afirma Alex Pérez, nutricionista de GO Fit. Sin embargo, en  verano no solo debemos cuidar nuestra dieta sino que debemos seleccionar aquellos alimentos que nos aportan líquidos a nuestro organismo para mantener el nivel óptimo de hidratación. Y es que la hidratación es uno de los aspectos clave para disfrutar del verano sin que nuestro organismo se vea afectado por las altas temperaturas. “El agua constituye alrededor del 60% del peso corporal de los hombres y el 50% en el caso de las mujeres”, recuerda el nutricionista de GO Fit.
Toma nota de las verduras y las frutas que más nos aportan en verano:
Zanahoria: en verano es cuando sale la mejor producción y, gracias a su elevada concentración de caroteno, es todo un aliado para potenciar y cuidar nuestro bronceado. Esta hortaliza “contiene hidratos de carbono, proteínas y muy pocas grasas” y además, nos ofrece un gran aporte de “vitamina C y minerales como el potasio, el magnesio o el fósforo”.
Pepino: son ricos en agua, vitamina A, B y C, azufre y magnesio. “Son muy refrescantes y se pueden añadir a las ensaladas veraniegas”, indica Alex Pérez. Una de las propiedades del pepino es su beneficio en la piel, sus propiedades permiten aplicarlo de forma externa para rehidratar y devolverle la luminosidad perdida.
Cerezas: Alex Pérez indica que es una fruta “muy diurética, es decir, nos ayuda a eliminar las toxinas del organismo”.
Tomate: se puede tomar de muchísimas formas. En zumo, en las ensaladas, en mermelada, con el gazpacho… El tomate contiene una gran cantidad de vitamina C, A y K y altas propiedades antioxidantes debidas al licopeno, lo que le convierte en excelente aliado contra el cáncer. “También es diurético, antiinflamatorio y está indicado para las los pacientes que sufren hipertensión”.
Melón y sandía: compuestas por más de un 90% de agua, son una gran fuente de minerales y licopeno que las convierten en un perfecto antioxidante. “Incluir un poco de melón o sandía en nuestro desayuno es una forma perfecta de empezar el día con minerales y con un plus de hidratación”, aconseja el nutricionista de GO fit.
Otros alimentos:  no te pueden faltar en verano  las berenjenas, la lechuga, la cebolla, los melocotones, el pescado o los alimentos lácteos. “Los ácidos grasos poliinsaturados nos permiten tener una piel hidratada y luminosa. Los podemos encontrar en los frutos secos y en muchas semillas”. El ácido oleico, monoinsaturado, presente en el aceite de oliva y el aguacate y también en muchas semillas, se ha demostrado que tiene propiedades cardioprotectoras muy importantes.





CONTINÚA LEYENDO