Fumar después de los 35 reduce la esperanza de vida

Varios estudios demuestran que a partir de los 35 años, un fumador pierde tres meses de vida por cada año que siga fumando.

Varios estudios demuestran que a partir de los 35 años, un fumador pierde tres meses de vida por cada año que siga fumando.

 

La esperanza de vida de un fumador puede ser la misma que la de un no fumador si deja el tabaco antes de los 35 años.

 

Permanecer 15 años sin nicotina antes de cumplir 50 te equipara en términos de salud a la que tendría una persona que nunca hubiera fumado. Así lo afirma un estudio de la Universidad de Medicina de Duke (Estados Unidos).

Esto no significa que fumar hasta los 35 años no sea malo sino que dejarlo a una edad temprana alarga la esperanza de vida.

 

Dejar de fumar (a cualquier edad), mejora la presión arterial, los niveles de oxígeno en sangre, el riesgo de sufrir un infarto, la capacidad pulmonar y el riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo