Google te avisará de los restaurantes que pueden provocarte una intoxicación

El gigante tecnológico se ha asociado a la Universidad de Harvard para desarrollar un algoritmo que garantice la seguridad alimentaria de los usuarios.

La seguridad alimentaria cada vez nos preocupa más a todos. Y es que el que más o el que menos se habrá enfrentado en más de una ocasión a algún momento en el que ha tenido una intoxicación a la vuelta de la esquina.

Solo con ver algún capítulo suelto de “Pesadilla en la cocina” nos queda bastante claro que algunos restaurantes ponen los estómagos de sus comensales a prueba… (y su integridad física, también, todo hay que decirlo). Google ha detectado este problema y ha decidido tratar de facilitarnos la vida advirtiéndonos, antes de ir, de que la comida puede acabar en disgusto.

¿Cómo lo ha hecho? Pues se ha unido con investigadores de la Universidad de Harvard para desarrollar un modelo llamado Foodborne IllNess DEtector in Real Time (FINDER) que nos avisará ante los peligros de intoxicación. De momento lo han puesto a prueba en Chicago y en Las Vegas y los resultados han sido muy satisfactorios.

Así funciona FINDER

El algoritmo desarrollado por expertos de Google y la Universidad de Harvard lo primero que hace es detectar las búsquedas relacionadas con temas de salud estomacal como “dolor de estómago” o “diarrea”.

Una vez identificados estos usuarios cruza esta información con el historial de ubicaciones, que están almacenados en el dispositivo móvil y así saca los usuarios con problemas de estómago que han estado recientemente en restaurantes o establecimientos relacionados con la alimentación. El modelo trata de analizar qué restaurante de los que se han visitado puede ser el causante de la intoxicación.

Eligieron las ciudades de Las Vegas y de Chicago para cerciorarse de que este algoritmo funciona con precisión. Para ello, Google envió a inspectores de salud a 132 restaurantes, incluyendo los que habían considerado inseguros (sin avisar a los inspectores de cuáles consideraba peligrosos y cuáles no).

El resultado causó una gran sorpresa ya que el 52,3 % de los restaurantes que Google detectó como peligrosos fueron confirmados por los inspectores. Un buen dato, teniendo en cuenta que mediante inspecciones rutinarias solo fueron capaces de detectar el 22,7 % de los establecimientos potencialmente inseguros.

Por lo tanto, esta podría ser una herramienta muy útil para identificar restaurantes y bares peligrosos y mejorar la seguridad alimentaria. Quién sabe si de aquí a un tiempo Google nos evitará un disgusto el próximo día que planteemos una jornada de cañas y tapas en "ese bar nuevo y tan económico que acaban de abrir en el barrio".

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.