Vídeo de la semana

Guía de alimentos quemagrasas

Gracias a sus nutrientes y características, estos productos te ayudarán a perder peso, además de ser totalmente beneficiosos para la salud.

  • Por María García

Tras este repaso, seguro que los incluyes en tu próxima cesta de la compra. Vamos a desterrar el famoso “lo que no mata, engorda” para siempre. Y es que determinados alimentos no solo nos ayudan a que nuestro organismo funcione correctamente, también colaboran en nuestra lucha con esos kilos de más. 

 

Algunos de ellos están avalados por números estudios científicos que han comprobado que determinada sustancia puede dar a nuestro metabolismo un empujón. Y ya se sabe que, cuanto más rápido trabaje nuestro metabolismo, más grasas podemos llegar a quemar. Así pues, en tu dieta, no solo debes contar calorías, también asegurarte de que los alimentos que consumas participen en tu objetivo de perder peso. Recuerda también que no son recetas milagro, por lo que siempre debe estar presente la moderación, junto a algo de ejercicio físico.

Té verde

El ingrediente ‘mágico’ de esta infusión tan corriente son las catequinas. Se trata de una molécula que tiene un efecto termogénico que, al consumirlo, se incrementa el gasto calórico. Además, también contiene un polifenol antioxidante, llamado epigalocatequina galato, que combate directamente la grasa blanca, es decir, la que suele acumularse en el abdomen.

Para que surja efecto, elige un té verde en hojas (nada de bebidas preparadas a base de té) y, por supuesto, no añadas azúcar.

Salmón

A la plancha o al vapor es uno de los platos más típicos en cualquier dieta para perder peso. Todos conocemos los beneficios del omega 3 para nuestro sistema cardiovascular, pero tal vez no es tan popular su función de quemagrasas natural. Además, sus altos niveles de vitamina D lo sitúan entre los mejores alimentos para perder peso. Varios estudios han demostrado que, a menores niveles de vitamina D, mayor es el porcentaje de grasa corporal. Y sí, los baños de sol también son una buena arma en esta lucha.

Limón

Nadie niega ya de su capacidad desintoxicante, pero también hay que valorar al limón, junto al resto de cítricos, como un buen aliado en las dietas. Al igual que otras frutas, como las fresas, u hortalizas, como el tomate, el limón es rico en vitamina C. En este caso, la presencia de esta vitamina, que siempre se asocia a la lucha contra los resfriados, es útil, ya que es vital para la formación de carnitina, sustancia imprescindible para que los lípidos se oxiden en nuestro cuerpo. Es decir, para que nos deshagamos de la grasa de forma natural.

Pimientos picantes

La capsaicina es la culpable de que esta hortaliza pique, pero también es la principal responsable de que nos ayude a quemar grasa. El motivo es que, al aumentar la temperatura corporal, también acelera el metabolismo. Los pimientos más activos (y picantes) son el chile habanero, el jalapeño y la guindilla.

Lentejas 

Obviamente, sin chorizo o morcilla. Además de ser un alimento rico en fibra, lo que ayuda al tránsito intestinal, también son conocidas por su alto contenido en hierro, que facilita la combustión de la grasa. Por su parte, la vitamina B12 es muy útil en cualquier régimen, pues es imprescindible para el proceso de convertir la grasa en energía.

Yogur

Uno desnatado con un poco de fruta es uno de los tentempiés más saludables y también más recomendados a la hora de perder algún kilo de más. La razón está en el calcio: existe una relación entre una mayor ingesta de calcio con una pérdida de grasa. Este calcio tan importante para la salud ósea también evita la acumulación de lípidos.

Nueces

Aunque los frutos secos contienen grasas, estas entran dentro del grupo de las grasas buenas. Los expertos han llegado a la conclusión de que 5 nueces al día son el complemento perfecto en la lucha contra el michelín abdominal. Su poder saciante es otro punto positivo.

Continúa leyendo