Vídeo de la semana

¿Hambre emocional? Cómo evitar los atracones por ansiedad

El estrés y el cortisol puede disparar la ansiedad y las ganas de calmar los nervios y los sentimientos negativos a través de la comida. ¡Cuidado!

¿Hambre emocional? Cómo evitar los atracones por ansiedad
Pexels

Cuando una persona está estresada o bajo presión, muchas veces focaliza la comida como la única forma de calmar sus emociones, ya sea porque sienta aburrimiento, soledad, depresión, tristeza o incluso ansiedad. El hambre emocional (cuando se come precisamente para calmar el estrés en lugar de calmar el hambre real, ya sea por una sensación de ansiedad, tristeza, depresión o por que se esté viviendo una situación de un estrés continuo) puede suponer un importante problema de salud, sobre todo si en estos períodos se consumen alimentos poco saludables como pueden ser los dulces, los alimentos procesados o productos de comida rápida. Y por desgracia, cada vez se da con más frecuencia, dadas las circunstancias actuales (estrés, preocupaciones por la pandemia, por el empleo, por el futuro…)

¿Cómo controlar el hambre emocional y evitar los atracones por ansiedad, entonces? Desde Naturadika recomiendan seguir los siguientes consejos para evitar que la ansiedad lleve a comer demasiado y genere problemas de salud. Toma nota de estos tips útiles.

Encontrar un equilibrio: en lugar de galletas, patatas fritas, dulces u otros alimentos con altos niveles de grasas o azúcares, la clave está en buscar un equilibrio con alimentos ricos en proteínas y fibra, ya que se digieren más lentamente para un aumento y una disminución más sostenidos y graduales del azúcar en la sangre. ¡Prepara snacks saludables para picar entre horas, si lo necesitas! Fruta, jamón cocido o pavo, barritas de cereales sin azúcar o crudités de verduras con hummus son buenas ideas.

atracones
Pexels

Comer en intervalos regulares: Cuanto más tiempo pase el cuerpo sin nutrientes, mucho más probable es que se generen excesos y atracones en la siguiente comida, a la que llegarás con demasiadas ganas y mayor ansiedad. Comer en intervalos de tiempo regulares ayuda a controlar mejor el tamaño de las porciones y a limitar la necesidad de comer por estrés.

Practicar la alimentación consciente: La alimentación consciente o mindfoodness es el arte del mindfulness llevado a la nutrición, la capacidad de prestar atención a lo que comemos, de disfrutarlo y de apreciar cada uno de los ingredientes que estamos saboreando. Al poner plena atención, se disfruta más del momento y esto ayuda a descubrir si se siente realmente hambre o se está comiendo por comer.

Dejarse ayudar: Hay productos en el mercado que ayudan a mitigar la ansiedad de la comida. Un ejemplo de ello es Magrifit Flash de Naturadika. Este producto contiene melisa, que posee un efecto relajante y contribuye a mitigar la ansiedad por la comida. También puedes recurrir a un experto en dietética o nutrición, o incluso a un psicólogo.

Evitar los lugares que inciten a atracones: Elegir los restaurantes a los que ir de vez en cuando también puede influir mucho a la hora de evitar los atracones, ya que hay muchos restaurantes que sirven cantidades excesivas o comidas con una cantidad elevada de grasas que crean cierta "adición". Es muy importante hacer la elección correcta a la hora comer fuera de casa, no lo olvides.

Continúa leyendo