¿Hay que ducharse todos los días?

Y, sobre todo, ¿qué le sucede a mi cuerpo cuando estoy más de la cuenta sin hacerlo?

El debate está en la calle y en los corrillos de conversación. ¿Debemos ducharnos todos los días? Parece claro que sí, pero, ¿con qué frecuencia? Lo que parece algo banal y sin importancia, la tiene. Por ello, una empresa alemana ha realizado un estudio que ha arrojado que tan solo el 42% de los encuestados (500 hombres y mujeres de entre 18 y 55 años) se duchaba a diario.

ducha
Gtres

Para gustos los colores. Hay quien prefiere hacerlo diariamente y quien prefiere dejar pasar más horas si ese día no ha tenido una sudoración excesiva. Sea como fuere, los expertos en dermatología recomiendan no dejar pasar más de 48 horas sin regalarle agua y jabón a nuestro cuerpo. ¿Por qué?

No hacerlo podría acarrear infecciones bacterianas en nuestra piel que podrían extenderse hacia otros órganos. Bien es cierto que en la dermis siempre hay bacterias, pero se trata de eliminar las malas (corynebacterium). Por descontado, el desagradable olor corporal que generamos cuanto más tiempo estemos sin pasar por la ducha.

En el otro punto, ducharse de manera exagerada y hacer un uso abusivo de geles y champús resecará nuestro pelo, y podemos llegar a sufrir dermatitis y descamación. Si eso pasa, los expertos recomiendan utilizar un jabón hidratante y tomar duchas cortas con agua templada. Algo que también afecta es el clima de nuestra ciudad. Por ejemplo, en Madrid, es frío y seco ahora mismo, algo que no favorece en nada a nuestra piel. Por ello, no se te olvide: no vas a estar más aseado por ducharte más veces, pero hazlo a diario.

 

Continúa leyendo