Homeopatía, ¿por qué sigue en entredicho?

¿Medicina o pseudociencia? ¿Eficacia o placebo? Las partes siguen enfrentadas. Ahora son los farmacéuticos los que están en pie de guerra y exigen que estos compuestos dejen de venderse en las farmacias.

Más de un centenar de farmacéuticos españoles acaba de solicitar al Ministerio de Sanidad que no se permita dispensar homeopatía en las oficinas de farmacia. ¿Su argumento? Que estos productos no han demostrado más eficacia terapéutica en ensayos clínicos que la que se obtiene por medio de un placebo. Según una norma de 1994, a los principios homeopáticos no se les exige que demuestren eficacia ni especifiquen indicaciones.

En España no existe una regulación

Nuestro país es de los pocos de la Unión Europea en los que la homeopatía no está regulada. El Ministerio de Sanidad inició el trámite en 2013 pero nunca se llegó a formalizar. En el mismo limbo legal se encuentran Eslovenia, Chipre, Croacia y Malta. Entre los países que cuentan con una normativa sobre homeopatía, y además la incluyen en su sistema nacional de salud, están Suiza (desde 1998), Francia (ahí el 66 % de la población la ha utilizado alguna vez) o Alemania (6.600 médicos la prescriben a sus pacientes). En Reino Unido esta terapia alternativa forma parte de su medicina pública (supone 5,64 millones de euros del gasto sanitario), pero actualmente se está estudiando vetarla ante la falta de evidencia sobre su eficacia.

Uno de cada tres españoles la ha usado alguna vez

A pesar de su presunta ineficacia, más de 100.000 médicos y 300 millones de pacientes en todo el mundo utilizan este método terapéutico. En España son muchas las personas que se han tomado alguna vez compuestos homeopáticos, en concreto una de cada tres. La mayoría de los usuarios de homeopatía la utilizan por “la ausencia de efectos secundarios, la eficacia y la posibilidad de tomarlos durante el embarazo o cuando la toma de otros medicamentos está limitada”. Actualmente 4.400 pediatras, 4.300 médicos generales y 700 ginecólogos prescriben habitual u ocasionalmente medicamentos homeopáticos. Las ventas de productos homeopáticos en España mueven unos 60 millones de euros anuales.

Adiós a los másteres

La controversia acerca de esta terapia alternativa ha llegado también a algunas universidades españolas que han decidido eliminar de su currículo los másteres sobre medicina homeopática. Así ha ocurrido con el posgrado de Homeopatía para Farmacéuticos y Máster de Medicina de la Universidad de Barcelona (impartido desde 2004), que ha dejado de ofrecerse. Hace tres años, la Universidad de Córdoba también eliminó el Curso intensivo de Homeopatía Veterinaria; y hace un par de años, la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia dejó de vincularse con el Máster en Medicina Naturista, Acupuntura y Homeopatía que ofrecía.

A favor de su eficacia

Frente a los que consideran que los únicos beneficios de la homeopatía se deben únicamente al efecto placebo (la mayoría de los científicos y de la clase médica de los Estados Unidos y Europa Occidental), hay otras voces como la del virólogo francés Luc Montagnier, Premio Nobel de Medicina 2008 que, junto a 250 expertos, reivindicó la eficacia de esta terapia en el VII Congreso Nacional de Homeopatía que se celebró el pasado mes de julio en San Sebastián. En el foro se denunció “el gran desconocimiento” que existe sobre este tipo de medicina, cuando más de “10.000 médicos españoles la han recomendado en alguna ocasión”.

También te puede interesar: