Vídeo de la semana

Ictus, ¿sabes qué es y cómo prevenirlo?

Una enfermedad muy frecuente y peligrosa en la que la prevención es la clave. Descubre más sobre el ictus.

El ictus es una enfermedad mucho más frecuente de lo que imaginas. Las estadísticas hablan por sí mismas: uno de cada seis españoles va a sufrir un ictus a lo largo de su vida y es la primera causa de muerte en mujeres. A pesar de ello, muchas personas no conocen esta enfermedad ni saben por qué se produce.

 

El ictus, a examen

Se trata de un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro. El ictus equivale a un infarto de corazón, solo que se produce en el cerebro. Hay dos tipos:

- Ictus hemorrágico o hemorragia cerebral: se produce cuando un vaso sanguíneo del cerebro se rompe.

- Ictus isquémico o infarto cerebral: en este caso, una arteria se obstruye por la presencia de un coágulo de sangre. Generalmente este trombo se produce en el corazón y se desplaza hacia el cerebro, donde interrumpe el flujo sanguíneo.

Tras sufrir un ictus el daño cerebral puede ser irreparable y dejar secuelas muy graves que repercuten de forma notable en la calidad de vida de las personas afectadas.

Solo un tercio de los pacientes se recupera totalmente, el otro tercio queda con secuelas y el tercio restante no consigue superarlo.

La prevención es clave

El dato positivo es que entre el 60 y el 80% de los ictus se pueden prevenir siguiendo algunas recomendaciones básicas. Seguir unos hábitos de vida saludables reducen de forma muy importante el riesgo de sufrir un ictus.

El sedentarismo es el enemigo número uno de los infartos cerebrales. Practicar ejercicio físico de forma habitual es fundamental para evitarlo.

El tabaco aumenta de forma importante el riesgo de sufrir un infarto cerebral, especialmente entre las personas de menor edad.

Controlar el colesterol y la tensión arterial también es clave para prevenir este problema de salud.

Tratamientos para personas afectadas

Desde Iter Agere, asociación sin ánimo de lucro centrada en ayudar a pacientes afectados por enfermedades cerebrovasculares, recomiendan a estos pacientes seguir algunas terapias que ayudan a mejorar su calidad de vida:

- Fisioterapia: muy efectiva para mejorar la funcionalidad, recuperar un mayor grado de autonomía y mejorar de forma importante la calidad del vida del paciente.

- Talleres de mejora cognitiva: memoria, manualidades, risoterapia… Diferentes actividades para que las personas afectadas de ictus puedan mejorar sus habilidades sociales y de comunicación.

 

Ambas terapias son básicas para mejorar la calidad de vida de las personas que han sufrido un ictus y de sus familiares y cuidadores.

 

- Información asesorada por Iter Agere.

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo

#}