Las mejores ideas vegetales para sustituir los carbohidratos de tu dieta

¿Quieres reducir tu consumo de hidratos de carbono en tu dieta? FIcha estas ideas para cambiarlos por vegetales más saludables.

Es una de las ‘tendencias’ en alimentación más al alza en los últimos años entre las personas que buscan bajar de peso o comer de una forma algo más ligera y saludable. Hablamos de la moda de reemplazar los alimentos con alto contenido de carbohidratos y calorías en la dieta por vegetales bajos en carbohidratos; un hábito que puede ser útil para controlar el peso por diversas razones. 

¿La primera de ellas? Las verduras promueven la saciedad o una sensación de saciedad gracias a su alto contenido en fibra y en agua, algo que puede ayudar a controlar mejor las raciones y porciones y a prevenir comer en exceso. Los vegetales también son alimentos con muchas menos calorías y mucho menos almidón, algo que puede estimular al cuerpo a quemar más grasa como combustible.

¿Pero cuáles son las mejores verduras para sustituir los carbohidratos en la dieta? Toma nota de estas ideas vegetales, te los contamos:

Coliflor: La coliflor se ha convertido en una especie de alternativa perfecta del arroz o de las patatas para muchas personas. De sabor suave, machacada o triturada en pequeños trozos, este vegetal imita la textura y las características de estos alimentos. También puedes utilizarla para hacer una masa para pizzas baja en hidratos, batiendo una base con coliflor cocida, huevos y un poco de queso.

coliflor
Pexels

Calabazas y calabacines: Muy ricos en agua y de un sabor suave, pueden convertirse en un ingrediente útil en una variedad de platos. Tanto la calabaza como el calabacín son excelentes opciones de intercambio por alimentos con alto contenido de carbohidratos como son los fideos o los espaguettis. ¿Conoces los zoodles? ¡Están hechos de calabacín!

Batatas y calabaza: Las batatas son unos vegetales de raíz con almidón, pero aún aparecen con mucha frecuencia en recetas de dietas sin carbohidratos. Esto se debe a que estos tubérculos tan versátiles tienen un índice glucémico más bajo que las patatas blancas comunes y, por lo tanto, tienen un impacto menor en los niveles de azúcar en sangre, por lo que son aptos en este tipo de dietas. También están llenas de fibra y de vitaminas A y C, unos nutrientes mucho más escasos en las patatas.

Zanahorias: Al igual que las batatas y la calabaza, las zanahorias y otras hortalizas de raíz pueden sustituir a las patatas blancas con almidón en una amplia variedad de platos. También se prestan a ser picados o simplemente masticados a modo de snack. ¿Una idea? Tritura zanahorias y otras verduras de raíz para hacer una salsas deliciosas y caseras saludables.

Remolachas y berenjenas: La remolacha y la berenjena se pueden cortar en forma de fideos, de tiras o de láminas y usarse para reemplazar algunas opciones altas en carbohidratos como son la lasaña y otros platos similares de pasta. La berenjena también es un delicioso sustituto de las patatas fritas clásicas. Simplemente córtala en trozos con forma de patata, sazónalos y hornéalos para obtener un refrigerio o snack sabroso con muy pocos carbohidratos.

Continúa leyendo