Vídeo de la semana

Incontinencia urinaria, ¿qué puedes hacer?

Afecta a más del 40 % de las mujeres que han sido madres. La incontinencia urinaria es ese pis que se desliza apenas te ríes o haces un esfuerzo. Pero tiene solución. Y es muy sencilla.

Afecta a más del 40 % de las mujeres que han sido madres. La incontinencia urinaria es ese pis que se desliza apenas te ríes o haces un esfuerzo. Pero tiene solución. Y es muy sencilla.

 

Un problema común

No creas que es 'cosa de mayores': "La prevalencia de la incontinencia urinaria leve o de grado 1 es mayor del 40 % en las mujeres que han tenido más de un parto natural. Suele manifestarse a partir de los 45 años", indica el doctor Vicente Beltrán Martínez, experto en Medicina y Cirugía Menor, Estética y Regenerativa, de Madrid.  Aunque este porcentaje desciende cuando la mujer no ha sido madre, suele presentarse también: con la edad las paredes de la vejiga pierden su resistencia y fuerza de sujeción.

 

Por el esfuerzo

"Este tipo de incontinencia suele aparecer con el esfuerzo, ya sea por levantar peso, con el movimiento de la tos, la risa, etc.", dice el doctor, que agrega: "El espacio que separa la uretra de la vagina es mínimo, apenas unos milímetros,  por eso la dilatación excesiva en el parto afecta a los ligamentos  de sujeción de la vejiga". ¿Qué ocurre? Aunque no esté del todo llena, ante el aumento de presión de la cavidad abdominal (tos, esfuerzo, risa...), se emite orina de forma involuntaria.

Hay varios tratamientos

"Existen diferentes soluciones y ninguna es excluyente de las demás: el ejercicio de fortalecimiento de la vagina y suelo pélvico (ejercicios de Kegel, por ejemplo), cirugías -en cualquiera de sus modalidades- y el láser de CO2, que es una solución no quirúrgica eficaz y rápida de este problema".  

El láser de CO2, la solución perfecta

Se trata de un láser que presenta un alto nivel de absorción de energía por parte de las mucosas (recuperación de la sujeción y fuerza). Esto es posible gracias a que  la sustancia que concentra la energía en este láser (cromóforo diana) es el agua, el elemento -precisamente- del que están compuestos en su mayo-?ría las mucosas, los ligamentos y los músculos. "Suelen necesitarse 3 sesiones (una cada mes). Duran unos 15 minutos y no es necesario anestesia  ni preparación. El precio completo ronda los 1.500 €".

También te puede interesar:

Continúa leyendo