Infusiones para combatir la retención de líquidos y sentirte mejor

¿Te sientes hinchada? ¿Retienes líquidos con frecuencia? Echa mano de alguna de estas infusiones que te ayudarán a sentirse más ligera.

infusiones retención de líquidos
Pexels

¿Quién no se ha sentido hinchada alguna vez? La retención de líquidos es un problema bastante común que todas las personas experimentan en algún momento de su vida. Pesadez, hinchazón de los tobillos y las piernas, distensión abdominal, rigidez muscular, cólicos intestinales… La retención de líquidos (o un exceso de agua acumulada en los tejidos) se manifiesta de muchas maneras y se produce por muchas causas: fluctuaciones hormonales (por ejemplo, antes de la menstruación), una vida demasiado sedentaria, enfermedades asociadas como problemas cardíacos, una mala alimentación, mala circulación por estar mucho tiempo de pie…

Aunque se trata de un desequilibrio en nuestro cuerpo bastante molesto, acabar con la retención de líquidos es algo bastante sencillo. En la mayoría de los casos, basta con realizar un poco de ejercicio con regularidad y mejorar la alimentación, consumiendo más agua (para drenar el cuerpo) y tomando más verduras y frutas, ricas en vitaminas y minerales como el potasio, para despedirse de ella. Algunas infusiones especiales también tienen efectos diuréticos y pueden ayudar a eliminar el exceso de líquido retenido en el organismo, sobre todo si la sufres con frecuencia. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Toma nota de estas recetas!

Infusión con diente de león: El diente de león es una excelente flor para depurar el organismo desde dentro, que permite, entre otras cosas, eliminar líquidos acumulados y que favorece el correcto funcionamiento de los riñones. Puedes aprovecharla en infusiones, llevando a ebullición la planta y después filtrando el líquido resultante.

infusiones para combatir la retención de líquidos
Pexels

Té verde: El té verde es un remedio antiquísmo que favorece la diuresis. Con esta bebida natural no solo se favorece la expulsión de líquidos y el deshecho de toxinas acumuladas: el té verde también tiene propiedades para reducir la inflamación en el organismo, para aumentar el metabolismo y bajar de peso y para favorecer la combustión de grasa acumulada de una forma mucho más rápida.

Cola de caballo: Esta famosa infusión es rica en sales minerales como el silicio, el potasio y el magnesio. Además, es diurética y astringente al mismo tiempo; se utiliza para los cálculos renales y de vejiga y tiene efecto antiinflamatorio. Lo mejor de todo es que puedes comprarla ya preparada, se vende en muchos herbolarios al ser un remedio tan común.

Infusión de abedul: las hojas de esta planta son ricas en potasio, por lo que son ideales para favorecer una acción diurética en el organismo. Una infusión de esta planta elimina la sensación de pesadez y ayuda a eliminar la retención de líquidos de forma gradual. Para prepararla, lleva a ebullición las hojas de abedul y filtra el líquido resultante. 

Infusión de boldo: ¿Conoces esta planta? Las hojas de boldo tienen alcaloides de isoquinolina y quinolizidina, unos compuestos muy adecuados para eliminar toxinas del organismo y para favorecer la correcta circulación de la sangre (algo que eliminará la retención de líquidos e hinchazón en las piernas, por ejemplo). Para prepararla, basta con que coloques las hojas en una taza con agua hirviendo, deja reposar… ¡y listo!

Continúa leyendo