Infusiones para potenciar tu belleza

Baratas, sencillas de hacer y más fáciles de tomar, las infusiones reportan a nuestro organismo beneficios ilimitados que hacen que nos sintamos (y también nos veamos) bien: hidratan, resultan muy eficaces para combatir la retención de líquidos y favorecen una buena digestión.

Baratas, sencillas de hacer y más fáciles de tomar, las infusiones reportan a nuestro organismo beneficios ilimitados que hacen que nos sintamos  (y también nos veamos) bien: hidratan, resultan muy eficaces para combatir el problema de la retención de líquidos y favorecen una buena digestión.

 

Además, actúan contra los radicales libres gracias a sus propiedades antioxidantes, te ayudan (¡y cómo!) a seguir una dieta, porque sacian, e incluso calman tu piel... Así que olvídate de esa imagen de bebida medicinal que se toma cuando nos duele el estómago y descubre sus propiedades beauty.

 

Contra las piernas cansadas

Estimula la circulación. Los tacones, el calor, el sedentarismo... afectan a tus piernas. ¿Quién no se ha quejado de sentirlas pesadas tras un largo día de compras? Si quieres que estén ligeras, pon en un infusionador una mezcla de vid roja, meliloto y arándanos secos (estos productos se venden en herbolarios). Pásala a un vaso y cubre con agua caliente. Deja reposar 5 minutos. Toma esta infusión tres veces al día (antes del desayuno, la comida y la cena). Si te resulta amarga, endulza con fructosa.

 

Proteger y tratar

Manzanilla para todo. Son muy conocidas sus propiedades para facilitar la digestión, pero esta hierba resulta además un gran potenciador de belleza, al ser muy descongestiva: cuando tengas los párpados hinchados, aplícate unas compresas frías impregnadas en manzanilla; para cutis seco, vaporízala sobre el rostro, y, si quieres reavivar el color de los cabellos teñidos de rubio, cuando te laves el pelo haz el último aclarado con una infusión de camomila.

La más completa:

Drenante, anticelulítica, regeneradora...Una infusión diaria de cola de caballo aporta al organismo minerales que nos ayudan a fortalecer las uñas y el pelo. Si te falta tiempo para hacerla, en tiendas de dietética encontrarás el extracto. La dosis recomendada es de 15 gotas en un vaso de agua o zumo (dos veces al día). Pero sus virtudes no acaban ahí: esta sencilla tisana es un diurético natural con acción anticelulítica. También ayuda a prevenir la aparición de estrías, por su poder para regenerar la piel.

 

Texto original: Sonia coronel

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo