Vídeo de la semana

Ingredientes clave de la cocina japonesa poco conocidos en España

Hay vida más allá del pescado crudo, el arroz y la salsa de soja y es necesario conocerla para poder superar el reto de cocinar comida japonesa en casa.

Pexels
Pexels

La comida japonesa lleva mucho tiempo de moda en Occidente. Hasta tal punto es así que ya no podemos llamarlo tendencia porque el gusto por ella, sobre todo gracias a la fama del sushi, está más que asentado entre nosotros. Prueba de ello es la cantidad de “restaurantes japoneses” que hay en las calles de las grandes ciudades. Sin embargo, nos cuesta mucho replicar sus recetas en casa por lo diferentes que son sus ingredientes principales.

Pese a que en la actualidad es relativamente fácil encontrar referencias fiables para cocinar comida japonesa en casa y que también lo es conseguir ingredientes específicos de dicha cocina oriental gracias a internet y a las tiendas especializadas que están abiertas en distintos lugares de nuestro país -sobre todo en las ciudades principales como Madrid y Barcelona-, la cocina japonesa se consume casi en exclusiva en locales de hostelería. En casa, es territorio prohibido para muchos cocinillas que no se deciden a afrontar el reto. 

Desde aquí te animamos a hacerlo porque no es tan complicado si te gusta cocinar y tienes experiencia en ello. Eso sí, el primer requisito imprescindible para conseguir dominar la cocina casera japonesa es conocer sus ingredientes principales, y no hablamos del pescado crudo, la salsa de soja o el arroz -podríamos incluir también el wasabi en la ecuación-, sino de todos esos productos mucho menos conocidos en España. 

Esta lista que compartimos contigo a continuación te ayudará a aterrizar en las bases de la cocina japonesa:

Caldo dashi

Junto a la salsa de soja es el producto más difícil de sustituir de todo el recetario japonés porque no hay opciones que se le acerquen. Se trata de un caldo muy particular hecho a base de alga seca kombu o bonito seco, pero también lo puedes encontrar en formato instantáneo, en sobres. Es esencial para el sabor umami, tan característico de la cocina japonesa, en platos como las sopas con fideos soba o udon, las tortillas como el famoso okonomiyaki y los guisos.

Miso

Este ingrediente básico de la cocina japonesa se utiliza cada vez más en la cocina occidental. Es una pasta elaborada con soja fermentada con sal marina con un sabor potente y muy particular que aporta matices inimitables a platos de todo tipo. Muy famosa es la sopa de miso, de la que seguramente hayas oído hablar.

Mirin

Este vino de arroz bajo en alcohol es utilizado en multitud de recetas japonesas de un modo similar al que nosotros usamos nuestros vinos. Aporta profundidad, matices como el dulce y también evita que el producto principal se rompa durante el cocinado y además permite que absorba mejor el resto de sabores.

Sake

Esta bebida alcohólica elaborada a partir de la fermentación del arroz es conocida en Occidente por su función principal, la de ser bebida, pero también hay sake para cocinar. No es barato, de ahí que se sustituya mucho con vino blanco o jerez, pero en cualquier caso es un producto base de muchas salsas y marinadas.

Vinagre de arroz

Probablemente sea el ingrediente más conocido de la cocina japonesa detrás del tridente salsa de soja, pescado crudo y arroz. También se elabora con arroz fermentado y tiene un toque dulce. Es imprescindible si vas a cocinar recetas del país asiático en casa pero afortunadamente es sencillo de encontrar. Dará un toque diferente a tus vinagretas y escabeches y es clave a la hora de preparar arroz para el sushi, al que una vez cocido se le añade la vinagreta awasezu para que quede suelto.

Ponzu

El tradicional se elabora con vinagre de arroz, salsa de soja, mirin, algas y cítricos japoneses por lo que es algo así como la mezcla perfecta de varios de los ingredientes esenciales de la cocina japonesa. Es una combinación ácida muy utilizada en los tatakis y en elaboraciones sencillas como las verduras al vapor.

Salsas

La cocina japonesa destaca, entre otros matices, por sus salsas. Hay mucha vida más allá de la de soja. Dos ejemplos de ello son la salsa teriyaki y la salsa tonkatsu. La primera le otorga un aspecto caramelizado a las carnes y pescados antes de que se cocinen al horno o a la parrilla. Es muy famoso en Occidente el pollo preparado así, con un sabor dulce muy peculiar. La segunda, en cambio, es más potente, y de hecho recuerda un poco a la barbacoa, de ahí que sea ideal para acompañar carnes sobre todo. En Japón se utiliza mucho con pescados y mariscos rebozados.

Panko

De la cocina japonesa es muy famosa su tempura, rebozado muy característico que se utiliza sobre todo con mariscos y verduras. La clave diferencial de esta preparación es que se utiliza panko, su pan rallado. Se hace sin corteza y no tan pasado como nosotros. Es fácil de comprar ya hecho en muchos supermercados y tiendas especializadas.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo