Joyas de marca blanca que puedes conseguir en el supermercado de al lado de tu casa

Todo “turista de supermercado” tiene su lista de pequeños tesoros culinarios; esta es la nuestra.

La última encuesta a sus asociados de la OCU sobre los supermercados, que data de enero de este año y recogió casi 6.000 respuestas, dejó datos interesantes. Por ejemplo, que el 31% sigue dando prioridad a la cercanía por el 22% que lo elige en función de la calidad de sus productos y alimentación. 

No sabemos muy bien dónde quedan (quedamos) en dicho estudio los ‘frikis’ del “turismo de supermercado”, aquellos que preferimos, cuando el tiempo lo permite, hacer la compra dividida entre el comercio local, por supuesto, y todos los supermercados que tengan una sucursal abierta en nuestro entorno, ya sea de casa o del trabajo. 

Esto último lo hacen (hacemos) sobre todo las personas que disfrutan encontrando joyas de marca blanca en el catálogo de las distintas marcas. El ahorro existe, seguramente, ahora bien, no sé si tanto como para el tiempo que se invierte en ello. Es más una cuestión de disfrute personal, algo así como un vicio inconfesable, aunque ya lo estamos confesando en este momento. 

Si eres de los míos, seguramente te gustará conocer la lista de productos que conforma mi particular selección de productos de marca blanca que puedes encontrar al lado de casa -para ser sinceros, es una muestra de la lista, que es bastante más larga, pero esta pieza tan solo es una invitación para que te unas al club de los “turistas de supermercado” y puedas conformar la tuya propia-.

Para no personalizar en regiones concretas, solo he incluido productos de aquellos supermercados que operan en toda España, por lo que puedes añadir de tu cosecha aquellas que compres en el super más extendido en tu comunidad. 

Pan de centeno de Aldi

Si algo fue especialmente complicado a nivel culinario durante la cuarentena fue no tener pan a diario. Entonces me decidí a probar todos los panes industriales que aguantaran bien varios días y, entre todas las alternativas, me quedo con las tostas de centeno de Aldi. Las hay con semillas o sin ellas, y estas últimas casi me gustan más. Son, y no es menos importante, saludables, puesto que se elaboran exclusivamente con harina integral de centeno y sal. Mercadona, por cierto, también tiene una versión excelente de este producto de marca blanca. 

Queso DOP Roncal de Eroski

Aunque los famosos quesos de marca blanca son los que Entrepinares hace para Mercadona, hay otras cadenas que tienen selección de quesos propia muy interesante. Es el caso de Eroski dentro de su marca ‘gourmet’ Seleqtia. Por ejemplo, este Roncal, elaborado con leche cruda de oveja. Es una Denominación de Origen Protegida propia del valle del Roncal, en Navarra, menos conocida que otros lácteos del norte como el Idiazabal, y merece mucho la pena darle una oportunidad. 

Cereales de espelta de Mercadona

Que los cereales son una de las mejores formas de limitar el azúcar en la dieta ya lo sabemos desde hace tiempo, sobre todo en los peques, que suelen tomarlos mucho en el desayuno. Pues bien, si buscas alternativas saludables industriales de fácil acceso, te recomiendo encarecidamente estos cereales de espelta de Mercadona. Son crujientes y están muy ricos. Y son saludables, por supuesto. 

Yogures naturales de Lidl

Su marca blanca, Milbona, es una de las favoritas entre los “turistas de supermercado” así que puede ser que no sea una gran sorpresa de esta lista, pero hay que reconocer que estos yogures de origen alemán - los fabrica la empresa Privatmolkerei Bechtel, cuya fábrica está situada en el municipio de Schwarzenfeld, en Baviera- están realmente buenos. También los de “estilo griego”, ahora que no se pueden etiquetar como tal.

Berberechos de Carrefour

Reconozco que no soy tan exquisito en las conservas como lo soy para otros grupos de alimentos (será que el aperitivo ya de por sí es alegría), pero alguien me puso tras la pista de conservas marinas de Carrefour y hay que reconocer que los berberechos al natural están realmente bien. Los hay de mayor calidad en el mercado, claro, pero para dejar caer un par de envases en el carro de la compra son perfectos. 

Tomate triturado de Makro

Es la única joya de marca blanca que no es tan fácil de encontrar justo al lado de casa, pero es relativamente fácil que alguien cercano compre en uno de sus establecimientos al por mayor, así que si lo tienes, encárgale una caja de tomate triturado de su marca blanca Chef. Como tarda en caducar, como si te trae dos o tres y así tienes para todo el año. Tus guisos te lo agradecerán muchísimo. 

Pavo de Aldi

En la cata particular de pavo envasado, cada uno tendrá su ranking particular pero en el nuestro se lleva la palma el de Aldi por una cuestión nutricional: es el de mayor pureza. Ya sabemos que los embutidos, como carne procesada que son, no son recomendables, y por lo tanto debemos limitarlos en nuestra dieta, pero si lo comemos de vez en cuando, mejor que sea lo menos procesado. Y el pavo de Aldi supera el 90% de carne de dicho animal, lo cual es una diferencia muy amplia -en el sabor se nota- con respecto a los de otros supermercados. 

Helado de tarrina de Mercadona

Hay quien preferirá su chocolate negro -el de 85% está realmente bueno- pero servidor se queda con los helados de tarrina de medio litro. Que no son como los mejores helados artesanales, por supuesto, pero es que estos no están siempre que se los necesita (especialmente esas noches de peli, manta y atracón) y por eso siempre hay que tener una tarrina guardada como oro en paño de estos helados que fabrica A.I.A.D.H.E.S.A, formada por un grupo de artesanos del helado de las localidades de Jijona, Ibi y Alicante que se conoce popularmente como Helados Alacant. Mi favorito, el de chocolate con cookies. 

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo