La alimentación de un celíaco, a examen

¿Cómo es su cesta de la compra? ¿Y sus salidas fuera de casa? Analizamos el día a día en la alimentación de un celíaco.

¿Qué te parecería que una simple barra de pan costase un 514 % más de lo que cuesta habitualmente? Para un celíaco comprar este producto de alimentación básica es prácticamente un lujo. Con el resto de productos del súper no ocurren cosas diferentes.

El resultado final es que si eres celíaco o tienes a un celíaco en casa, tu cesta de la compra anual puede llegar a incrementarse hasta en 1.500 euros cada año.

Y aquí llega otro dato inquietante: se estima que cerca del 1 % de la población es celíaca, según datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). Además, este porcentaje va en aumento, ya que el número de personas diagnosticadas con este problema crece a un rimo del 15 % cada año.

La enfermedad celíaca no tiene tratamiento. Se evitan los síntomas con una dieta libre de gluten.

Así es la alimentación de un celíaco

No hay tratamiento para la enfermedad celíaca. Lo único que pueden hacer las personas que la padecen es llevar una dieta libre de gluten para siempre, por lo que la alimentación de un celíaco se ve totalmente condicionada por este factor y, al final, también le repercute en la cartera.

Un informe de FACE estimó que un celíaco ve incrementado el coste de su cesta de compra en 1.040,41 euros cada año en productos básicos. Si a esto le añadimos productos que no son estrictamente de primera necesidad, el sobrecoste anual de la cesta de la compra sin gluten puede llegar a los 1.500 euros, según datos de CeliCity.

Como ejemplo muy gráfico tenemos el precio de una barra pan de unos 250 gramos de peso. Una barra normal cuesta 0,47 euros de media, mientras que la misma barra pero sin gluten cuesta 2,42 euros, un 514 % más.

De hecho, prácticamente el 80 % de los productos procesados que hay en el supermercado contienen o pueden contener gluten: embutidos, lácteos, chocolates, salsas o especias. Todos ellos pueden tener trazas, por lo que las personas que sufren celiaquía deben ser muy cuidadosas a la hora de comprar productos en el supermercado y siempre tienen que recurrir a las versiones sin gluten, aunque estemos hablando de un producto que potencialmente no lleva ningún ingrediente elaborado con cereales.

La cesta de la compra de un celíaco puede llegar a incrementarse en 1.500 euros al año.

¿Y en los restaurantes?

Es cierto que la vida social de los celiacos ahora es mucho más fácil. Cada vez son más los restaurantes y establecimientos que tienen menús aptos para personas que no pueden tomar gluten. 

Según el informe elaborado por Shär sobre los hábitos y comportamientos de los hosteleros de España, más del 50 % de los establecimientos con oferta gastronómica han ido incluyendo a sus cartas alimentos sin gluten, incluso creando menús y apartados específicos para celíacos.

El sector de la alta gastronomía es posiblemente el que adopta mayor número de medidas, ya que están muy acostumbrados a tratar con diferentes intolerancias y alergias y tienen más medios para evitar problemas como la contaminación cruzada.

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer ya que solo un 3,2 % de los afectados por este tipo de trastornos se anima a salir a comer o cenar a un restaurante frente al 48,8 % que solo se queda totalmente tranquilo si cena en casa. Y la razón es justo la que acabamos de mencionar: la contaminación cruzada. Si un celíaco toma un alimento que ha estado en contacto con otro que lleva gluten puede tener un problema, por lo que en muchos casos estas personas no se atreven a ir a comer o cenar fuera por mucho menú sin gluten que encuentren. 

Con todos estos datos en la mano, nos damos cuenta que el día a día de una persona con celiaquía no es un camino de rosas que digamos. Aunque cada vez los productos sin gluten están más accesibles y casi todo el mundo sabe de la existencia de esta enfermedad, cosa que no ocurría hace 10 o 15 años, todavía queda mucho trabajo por hacer para tratar de mejorar la alimentación de los celíacos.

¿Cómo es el día a día de un celíaco?

En este vídeo expertos en estos trastornos alimenticios, cocineros y personas que sufren la enfermedad hablan de cómo es su día a día.

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo