La alopecia afecta casi a la mitad de las mujeres

La alopecia femenina ya alcanza casi a la mitad de las mujeres, una proporción prácticamente idéntica a la de los hombres.

La alopecia femenina ya alcanza casi a la mitad de las mujeres, una proporción prácticamente idéntica a la de los hombres.

 

Las cifras que manejan los expertos son claras: uno de cada cuatro hombres se ve afectado por la caída del cabello a los 25 años. El porcentaje va creciendo a un ritmo del 10 por ciento por cada década de más que van cumpliendo y se sitúa en el 50 por ciento de la población masculina de 50 años. La mujer un poco menos a esa edad o prácticamente igual, pero muy poco, entre el 40 y el 50 por ciento.

 

"Casi el 50 por ciento de las mujeres sufre en algún momento de su vida algún tipo de alopecia, problema de caída del pelo. Algunos casos tienen que ver con la herencia genética, pero los cada vez más frecuentes casos en mujeres responden a otros factores como el estrés físico o psicológico, las dietas poco equilibradas, problemas y cambios hormonales", explica Mercedes Garrosa, directora y fundadora del centro capilar Tizho's.

 

En su opinión, desde que las mujeres ejercen los mismos trabajos que los hombres y además tienen que ocuparse de sus hijos, también padecen enfermedades que, tradicionalmente, afectaban a la población masculina, como el cáncer de colon, el infarto y, por supuesto, la alopecia androgenética. El estrés, los ritmos de trabajo, los problemas económicos, las nuevas situaciones familiares (divorcios, separaciones…)… En general, nuestro estilo de vida contemporáneo posiblemente está muy relacionado con el incremento del problema de la calvicie en hombres y mujeres.

Baja autoestima

La alopecia androgenética es la calvicie que más habitualmente afecta a las mujeres, una pérdida progresiva del cabello en la parte frontal y superior de la cabeza (como si la frente fuera cada vez retrocediendo más) que puede ser hereditaria.

Debido a la desinformación, nueve de cada diez mujeres que padece esta patología intenta detenerla personalmente y con remedios caseros, sin lograr resultados, asegura la experta. "La calvicie en sí no tiene solución. Si algún médico encontrara la fórmula de evitarla se haría multimillonario", añade.

La alopecia afecta mucho psicológicamente y baja la autoestima. "Si tienes una cena con un hombre que te gusta, aparte del vestido, el pelo es fundamental", apunta Garrosa, especialista en el diseño de prótesis de cabello humano para cubrir la zona localizada de la cabeza donde se presenta el problema o para densificar el pelo. "Primero se toman medidas de la zona afectada, se estudia dónde va la raya y el frontal, se hace la redecilla donde se inserta el pelo teñido como el original y se coloca con unos clips. Se mezcla con el resto del pelo y pasa absolutamente inadvertida", detalla.

Tipos de alopecia

Además de la androgenética, hay varios tipos de alopecia: La areata, que es una enfermedad autoinmune que ataca a los folículos pilotos y hace perder cabello. También está la alopecia nerviosa universal, también provocada por una patología autoinmune y que tiene relación con la tensión, el estrés y el estrés postraumático; y la alopecia hormonal, que se produce sobre todo en mujeres menopáusicas por la pérdida de estrógenos.

Tratamientos médicos agresivos como la radioterapia y la quimioterapia también provocan caída del cabello.

Si quieres prevenirla (en los casos de herencia genética no será posible), lo mejor es llevar una vida lo más sana posible, con una dieta equilibrada, que incluya entre 1,5 y 2 litros de agua, 8 horas de descanso al día, ejercicio físico regular, el control del estrés, no fumar y no beber alcohol.

Continúa leyendo