La buena alimentación en el trabajo mejora la productividad

La falta de sueño o la desmotivación causan los descensos de productividad en el trabajo, pero la nutrición juega también un papel clave.

Llevar a cabo una dieta variada y equilibrada e incluir algunos alimentos en nuestras comidas puede aportarnos los nutrientes necesarios para potenciar la productividad en la oficina. 

Tener una dieta variada a base de carnes, pescados, fruta, verduras, frutos secos y demás contribuye a potenciar el rendimiento y la concentración en el trabajo.

Según algunos estudios, la productividad de los españoles en su lugar de trabajo no ha crecido en los últimos 25 años. Los expertos señalan que el 30 % del tiempo que pasamos en la oficina lo malgastamos y que la hora en la que somos más productivos es la comprendida entre las 12 y las 13 horas, justo antes de irnos a comer. Pero, ¿qué nos pasa para no rendir más en nuestra jornada laboral?

“Somos lo que comemos y por ello es vital cuidar nuestra alimentación”, señala Elena Gurucharri, nutricionista de ApetEat. “Existen alimentos que nos ayudan a potenciar esa productividad mejorando nuestra eficacia en el trabajo, aumentando la concentración y energía en nuestras tareas cotidianas, y ayudándonos a disminuir el riesgo de sufrir fatigas, accidentes o enfermedades como la diabetes, hipertensión o la hipercolesterolemia, entre otras“.

Lo más importante es llevar a cabo una dieta variada y equilibrada que aporte todos los nutrientes necesarios para tener un estado de salud inmejorable. “Hay que evitar las dietas hipocalóricas que nos lleva a ingerir menos calorías de las que necesitamos, generando irascibilidad y disminución de la concentración. También hay que huir de las dietas hipercalóricas, pues fomentan la obesidad y las enfermedades cardiovasculares, y de las dietas poco variadas pues son monótonas y provocan aburrimiento, inapetencia y la falta de micronutrientes esenciales ocasionan problemas de tiroides, anemia, entre otros”, comenta Gurucharri.

Según ApetEat, los alimentos que debemos incorporar en nuestra dieta para ser más productivos en el trabajo son los siguientes:

- Pescados: el pescado azul, como el salmón, la caballa o el atún, es rico en ácidos grasos Omega 3, que nos ayudan a prevenir problemas cardiovasculares y nos aportan la energía necesaria para afrontar la actividad diaria.

- Carne: es fuente de proteínas y para sacar el máximo partido de sus propiedades mejor consumirlo al horno o a la plancha, y olvidarnos de las frituras y las salsas.

 - Fruta: no importa qué fruta sea, pero sí debe incluirse en la dieta diaria de cualquier persona y trabajador pues aporta fuerza y ayuda a activar las funciones cerebrales.

 - Verduras: comer dos raciones diarias de verduras, ya sean al vapor, a la plancha, en cremas o ensaladas, aporta vitaminas importantes para nuestro cuerpo.

 - Huevos: contienen vitamina B que permite estimular el cerebro, lo que facilita estar más despiertos y acelerar el tiempo de reacción en el trabajo.

 - Carbohidratos: el arroz, el pan, las patatas o la pasta actúan como fuente de combustible y energía para el cuerpo humano.

 - El aceite de oliva y los frutos secos: son el aporte de grasas que necesitamos, pero de las buenas. Sobre los frutos secos mejor consumirlos al natural. Contienen gran cantidad de vitaminas y contribuyen a mejorar la memoria y a mantener la mente fuerte y ágil.

Además, desde ApetEat también se señala que es importante realizar cinco comidas diarias e hidratarse bien, evitar picar entre horas y comer cuando toca; mejor cocinar al horno, a la plancha o al vapor, dejando a un lado los fritos, y sobre todo comer sin prisas. Todo ello contribuirá a mejorar la salud de los empleados y su rendimiento, y por consecuencia mejorar la productividad en las empresas.

Información proporcionada por: ApetEat.

Continúa leyendo